28 °C
Londres

Residentes que viven cerca de la Torre Grenfell responden al concejo

|


P3 grenfell


Por Ulysses Maldonado


Los que vivían en los bloques Walkways, que se encuentran directamente junto a la torre, contaron que tenían problemas con las tuberías, los conductos de basura y los sistemas intermitentes de calefacción y agua caliente, mientras que las tuberías de gas aún estaban en riesgo. 


Unas 246 familias viven en los tres bloques que fueron evacuados temporalmente después del incendio,mientras que 80 se encuentran en alojamientos de emergencia, sintiéndose incapaces de regresar.


Algunos esperan ser trasladados a otra parte porque dicen que es demasiado traumático vivir bajo los restos quemados de la torre.


A partir del 28 de enero, los residentes de estos y varios otros bloques deberán comenzar a pagar el alquiler y los cargos por servicio que habían sido suspendidos durante siete meses, desde el incendio del 14 de junio,incidente que cobró la vida de 71 personas.


Jacqui Haynes, quien vive en la propiedad de Lancaster West, donde se encuentra la torre, dijo a un comité de escrutinio del Concejo de Kensington y Chelsea (RBKC) que no era justo que se reanudaran los cobros.


Ella le dijo al comité, reuniéndose en la iglesia metodista de Notting Hill en el oeste de Londres: "Le hemos explicado claramente por qué creemos que no debemos pagar. No han vuelto con ninguna teoría sobre porqué deberíamos hacerlo”.


"¿Por qué creen que debemos pagar? Si no pueden expresar, ni documentar esto, entonces deben analizar lo que están haciendo con nosotros". "Nos dejaron morir durante 20 años, ¿cómo se atreven a darnos siete meses?", Agregó.


El concejo ha sido responsable de la prestación de servicios en el estado después de quitarle a la Organización de Administración de Inquilinos su responsabilidad el año pasado.


Un portavoz del concejo dijo que iría y analizaría el tema planteado. 


La acción se produce cuando 23 líderes locales de comunidades, empresas y religiones firmaron una carta abierta lamentando la falta de compromiso de la autoridad local, alegando que no tienen "medios efectivos para hacer que la autoridad rinda cuentas".


La carta, dirigida a la líder del concilio, Elizabeth Campbell, a su adjunta, Kim Taylor Smith, y al secretario de las comunidades, Sajid Javid, se titula RBKC Must Change Now.


Se lee: "No es satisfactorio que RBKC venga a nosotros los residentes después de tomar las decisiones. Esperamos que RBKC sea abierto y transparente”.


"No se trata de reuniones de transmisión en vivo: la transparencia se trata de involucrarse con los residentes en cada paso del proceso de toma de decisiones, asegurando que los representantes sean seleccionados a través de un proceso abierto”.


"De lo contrario, la voz de nuestros residentes se diluirá aún más y quedará completamente excluida de las decisiones clave que afectan nuestras vidas"


El Señor Taylor Smith dijo: "Tenemos un equipo ampliado de participación comunitaria y estamos en constante comunicación con los residentes, escuchando y actuando para apoyarlos”.


"Nuestro centro comunitario designado trabaja en estrecha colaboración con el NHS y otras organizaciones, para proporcionar apoyo emocional, pero hacemos hincapié en que las cosas están en constante revisión"