1 °C
Reino Unido

Nieta 126, recuperada por Abuelas de Plaza de Mayo

|


Foto: Reuters


Por RT



"Feliz es la palabra, estoy plena (...) se me completó la vida", fueron algunas de las primeras palabras que pronunció Vanesa, la nieta número 126 recuperada por Abuelas de Plaza de Mayo en Argentina.


Vanesa, como habían decidido llamarla sus padres, es hija de Violeta Graciela Ortolani y Edgardo Roberto Garnier y nació en enero de 1977 durante el cautiverio de su madre, que fue secuestrada, torturada y desaparecida por las autoridades durante la última dictadura militar de Argentina (1976-1983).


Este martes, esa mujer fue presentada por parte de Abuelas de Plaza de Mayo durante una rueda de prensa, luego que se anunciara la restitución a su familia.


"Tengo una familia hermosa. Tengo una abuela, no lo puedo creer, con 40 años tengo una abuela y ayer pude hablar con ella. Es una 'genia', ya la quiero. Se nota que es hermosa por fuera y por dentro", añadió la mujer recuperada.


Vanesa es nieta de Blanca Díaz de Garnier, una de las primeras integrantes de la asociación de derechos humanos que preside Estela de Carlotto, quien "no esperaba tener esta alegría", porque "veía recuperar a otros nietos y me decía: 'a mí nunca me toca'", así que "más gozo no puedo pedir".


Por su parte, Carlotto mostró su alegría por el hallazgo y resaltó que han encontrado a "una mujer íntegra que recupera toda una historia".


Restitución


Vanesa fue encontrada gracias a que se acercó de manera espontánea a Abuelas de Plaza de Mayo, luego que alguien de su entorno le dijera que no era hija biológica de las personas que la criaron.


Entonces, fue derivada a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) para aportar detalles a su información documental y al Banco Nacional de Datos Genéticos, donde se realizó la prueba de ADN. Este 4 de diciembre, le comunicaron que era hija de desaparecidos por la dictadura. 



Un dato que fue bastante clave en la investigación es que "su partida de nacimiento falsa está firmada por la médica Juana Franicevich, quien ya había fraguado las partidas de nacimiento de tres nietos que fueron restituidos recientemente", destacó Carlotto.


Desaparición de los padres


En la rueda de prensa, Estela de Carlotto informó que Violeta Graciela Ortolani fue secuestrada el 14 de diciembre de 1976 en el barrio La Granja de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, cuando estaba embarazada de ocho meses. Su esposo, Edgardo Roberto Garnier, corrió con el mismo destino mientras la buscaba en esa ciudad el 8 de febrero de 1977.


Ortolani militaba en la Juventud Universitaria Peronista y su marido en la Juventud Peronista. Sus familiares fueron los primeros en presentar denuncias en Abuelas de Plaza de Mayo pero, hasta el momento, nunca "se obtuvo ningún dato fehaciente y concreto sobre la pareja ni sobre la niña o niño que debió nacer en cautiverio".


"Estos encuentros nos llenan de esperanza y nos dan fuerza para redoblar la búsqueda", enfatizó Carlotto, quien añadió que quedan "pocas abuelas" y, "con la urgencia del tiempo que corre, volvemos a hacer un llamado a la sociedad a que nos ayuden en esta búsqueda que ya lleva 40 años".



En Argentina, algunas organizaciones de derechos humanos denuncian que durante la dictadura militar desaparecieron alrededor de 30.000 personas, mientras que la organización Abuelas de Plaza de Mayo estima que existen unos 500 nietos nacidos en cautiverio que fueron apropiados.