8 °C
Reino Unido

Encuentro con mujeres defensoras colombianas

|


Foto: Imagen sumistrada.


Por Ulysses Maldonado


Linda María Cabrera, abogada y subdirectora de la Corporación Sisma Mujer, institución que se enfoca en temas de violencia sexual en el marco del conflicto y violencia de género en general y, en cómo se aborda en la justicia transicional, nos cuenta que estuvieron trabajando en el marco de las conversaciones de paz para que se incorporaran medidas a favor de las mujeres víctimas de violencia y la discriminación.


“Es una problemática invisible que enfrenta silencios, impunidad, que ha sido reconocida por la corte constitucional ya que las mujeres no tienen facilidad para denunciar los hechos y los agresores no los reconocen. Hay algunos elementos que se recogieron en los acuerdos y están desarrollándose en la implementación”.


“Estamos documentando casos de violencia sexual presentada por los diferentes actores armados y, a propósito, hemos lanzado un documental que se llama ‘La luz que nos queda’ y que recoge cuarenta casos de violencia sexual contra las mujeres perpetrados por los diferentes actores armados, en el que se muestra realmente la dimensión de la problemática”.


También se hizo énfasis en que es importante implementar políticas de educación desde la familia y la escuela para fomentar el respeto por la igualdad en la política y en la práctica, pero que realmente no se tiene.


“Se tienen una leyes muy avanzadas, sin embargo lamentablemente no se cumplen en la práctica. Se han hecho trabajos para mostrar las distintas formas de violencia, pero aún se presentan muchos casos , en especial para los grupos LGTB en donde realmente hay mucho trabajo por hacer”.



"Todavía venimos de un mundo lleno de miedos, prejuicios, odios y todavía nos falta un largo camino de construcción

de nuevas ciudadanías basadas en la democracia y la libertad”


En eso, algunas mujeres tienen mucha dificultad para asumir los cambios que puedan afectarlas en su estabilidad. Pero hay ahora más conciencia de que las violencias contra las mujeres cruzan a toda la sociedad desde la más rica que es atropellada en su casa y la más pobre que también sufre de las mismas circunstancias.


“Creemos que esto se viene reconociendo y nos sentimos vivas para decir: ninguna violencia más contra las mujeres"