24 °C
Miscelánea

Cómo emprender un negocio con éxito

|


Foto: Tomada de internet


Por Fabián González

fabiangonzalezh.com 


Hoy quiero compartirte ideas prácticas para emprender, 12 pasos que te ayudarán a llevar tu proyecto o negocio a un siguiente nivel, compartiré contigo parte del contenido de mi libro “La marca del emprendedor” que busca ayudarte a reorientar tu vida personal y profesional. Así que aquí van los 12 pasos: 


1. Reconoce tu potencial 


Cuando decidimos emprender debemos saber si realmente tenemos la esencia emprendedora, debemos reconocer nuestro potencial, nuestras capacidades. Creo que todos en algún momento de nuestra vida tenemos un emprendedor dentro. Cuando nos enfrentamos ante un reto o una situación exigente, hemos tenido que responder utilizando nuestro potencial, dando lo mejor de nosotros. Cuando empezamos un nuevo proyecto, emprendemos un viaje, iniciamos una relación… estamos emprendiendo cosas constantemente. La idea entonces radica en identificar tu esencia como emprendedor y si puedes proyectar esa esencia a un proyecto de negocio. Emprender es la actitud misma de crecer y desarrollarse. 


2. Define tu visión 


¿Cuál es tu visión como líder, como empresario?, ¿cómo puedes aportar valor a los demás? Para definir tu visión debes conocer tu misión y tus valores, saber hacia dónde te orientas. Hay una historia acerca de Walt Disney que me encanta, dicen que algunos años después de su muerte, le dijeron a su hija que era una pena que su padre no había podido ver todo lo que había construido con su empresa y la respuesta de su hija no pudo ser más inspiradora, al decir: -él lo vio antes que todos, porque si tú lo ves ahora, es porque él lo vio primero-. El poder de una visión está en la capacidad de ver mucho más allá de lo que los demás ven. Es una de las habilidades del emprendedor, tener un proyecto en el que tal vez nadie cree y nadie ve, pero que con su visión puede convertir esa idea en una realidad.


3. Determina objetivos 


Tener la claridad de hacia dónde te diriges es fundamental a la hora de empezar un proyecto. Hay una herramienta que comparto en mi libro La marca del emprendedor, que se llama objetivos TARGET y define 5 áreas que debemos analizar para saber si el objetivo que nos planteamos es coherente, alcanzable, pero sobretodo, si te anima a seguir adelante. 


4. Encuentra tu motivación 


¿Por qué haces lo que haces? ¿Por qué sigues con ese proyecto a pesar de las dificultades?, ¿qué es lo que te motiva a seguir adelante? Cuando empecé mi proyecto emprendedor, durante mi proceso de reinvención profesional, una de las cosas que me motivaba era pensar que podía tener una vida mejor. Sacar adelante a tu familia, vivir en un mejor lugar, ser el orgullo de tus padres, trabajar en lo que te apasiona… cualquiera sea tu motivación, te animo a que la tengas clara, que la tengas grabada en tu cabeza. De alguna manera cuando emprendemos estamos buscando un bienestar en nuestras vidas.


5. Establece un plan de acción 


Una de las cosas que aprendí al estar en un entorno desafiante, es la importancia de nuestra capacidad de marcarnos planes. Planes con objetivos claros, con fechas, con actividades, con días, con responsables. Un plan que te permita ver una visión global de lo que pasa en tu empresa día a día. Así que te invito a que establezcas un plan porque él te ayudará a que ante ese entorno desafiante puedas moverte mucho mejor. 


6. Toma acción masiva 


Acción focalizada, acción que te permita ser concreto/a hasta que tengas resultados. Uno de los mayores problemas de los emprendedores es la falta de acción. Los proyectos no salen de la nada, tienen que ser liderados. Los proyectos deben ser llevados por acciones, debemos movernos, mirar constantemente qué debemos mejorar, qué debemos hacer diferente, es la única manera en la que tendremos los resultados que queremos. El 99,99% de nuestros resultados provienen de las acciones que tomamos.


7. Aprende en el camino y ajusta 


No todo es color de rosa, no siempre la vida del emprendedor se resume en acciones que llevan al éxito. Hay situaciones que debemos ajustar, hay momentos en los que nos equivocamos y debemos empezar a mejorar. Como los atletas, debemos marcarnos pautas para mejorar bien sea el servicio al cliente, la comunicación, la estrategia de marketing… el mismo entorno se encargará de exigir que tengas una capacidad de mejoramiento continuo. 


8. Acepta el fracaso y la incertidumbre


Estamos en un mundo de incertidumbre y aunque contamos con mucha información, podemos equivocarnos e incluso sobresaturarnos y fracasar con lo que queremos hacer. Te invito a que veas el fracaso como parte del aprendizaje que estás adquiriendo para mejorar la próxima vez. Así que, aceptar ese fracaso en la incertidumbre es uno de los recursos que necesita el emprendedor para mejorar cada día. 


9. Sistematiza tu negocio 


Debes tener la capacidad de documentar, medir, crear plantillas, indicadores, crear tareas que te permitan no solo ganar tiempo, sino también ser mucho más efectivo a la hora de responder. Si puedes sistematizar lo que haces, podrás dar un mejor servicio y por tanto, crecer como empresa. Así que si ahora mismo estás perdiendo mucho tiempo haciendo actividades que se repiten en tu negocio, te invito a que empieces a sistematizar e incluso, piensa en poner tu negocio como si lo fueras a vender algún día, aunque no lo hagas. 


10. Arma un equipo de trabajo 


Debes rodearte de gente que crea en lo que haces, pero también deberás rodarte de personas en las que tú creas. Personas que puedan complementar habilidades y formas de ver las cosas. En el libro “La marca del emprendedor” propongo una estrategia a la que he llamado HI5 para crear un equipo de trabajo efectivo con bajo coste o de coste cero y que nos puede ayudar a saber cómo estar acompañ ados en este proceso, porque si hay algo solitario en la vida, es ser emprendedor. 


11. Hacer ruido mediático


Además de los medios de comunicación tradicional, hoy cuentas también con las redes sociales para llegar mucho más allá con tu mensaje. Utilizar las redes para comunicarte con tus clientes, que ellos puedan conocer a qué te dedicas y optimizar cada vez más el uso de las mismas. Te recomiendo tener en cuenta que tienes las redes sociales, tu blog, tu web para crecer y crear visibilidad y que la gente pueda conocerte aún más. 


12. Conoce tus números 


Conocer tus finanzas es fundamental, muchas personas no dan la importancia que esto merece y olvidan que deben revisar sus cuentas, esperando que el gestor les diga cuánto han obtenido como beneficio. En realidad, deberías ser tú como emprendedor quien diga a tu gestor cuál es el beneficio obtenido en tu negocio. Si todo lo que haces con tu proyecto tiene como uno de sus objetivos tener un beneficio económico, ¿cómo no ponerle foco y atención a esto? En el libro La marca del emprendedor describo 3 datos fundamentales que debes saber, con el fin de tener una mejor gestión de tus finanzas tanto personales como en tu proyecto. 


Te invito a leer el libro La marca del emprendedor, en él he extractado lo mejor de mi experiencia en estos últimos años de reinvención profesional como emprendedor. Estas herramientas te ayudarán a enfocar mejor tu proyecto y a entrar en una dinámica totalmente diferente. Una dinámica de abundancia en todo sentido, logrando que otras personas aprecien tu mensaje, tu trabajo y el valor que aportas.