24 °C
Miscelánea

Enfrenta los problemas de pareja con risas

|

Foto: Tomada de internet


Redacción 


La risa es fundamental en nuestro diario vivir. Existen cientos de terapias basadas en ella y es que es tan importante para vivir solos como para vivir en pareja. Es por eso necesario que en las relaciones se convierte en un elemento fundamental ya que ayuda a disipar los problemas o a tomarlos de una mejor manera. 


El buen humor no significa que debe tomarse todo como un chiste, es solo una manera de tomar las cosas con más calma. 


He aquí algunas razones que nos da el portal vix.com para enfrentar las dificultades de pareja con una sonrisa: 

Reír puede disipar los conflictos 


Los que hemos experimentado una relación llena de química y humor sabemos que esto último, si bien no arregla todos los problemas, puede atenuarlos bastante. 


Pero no para todas las parejas es algo que puede darse de manera natural. Reírse juntos puede hacer que el lazo que los une sea mucho más fuerte, puesto que la risa une a las personas. Puede bajar la tensión de un mal momento e incluso puede poner algunas cosas en perspectiva, logrando así que esa vista al futuro sea mucho menos estresante.


¿Cómo calmar los problemas con humor? 


Lo más importante es que debemos recordar que el humor puede ser tan beneficioso como hiriente: con la intención de hacer reír a alguien, también podemos molestarle o herirle si no estamos en la misma sintonía. Es así como entendemos que debemos estar conectados con esa persona para que lo cómico pueda funcionar. La confianza es un elemento importante en este sentido: les ayudará a crear bromas internas que solo ustedes dos entenderán. Gastarán horas en chistes privados que nadie más logrará comprender, como un lenguaje propio. Para bromear con algún tema en específico debemos estar calmados, seguros de lo que vamos a decir, mientras que la otra persona debe estar en condiciones parecidas. De lo contrario, en vez de hacer un chiste podemos sonar sarcásticos y herir sus sentimientos.


El humor no es un escondite.



Hay muchas personas que ocultan sus sentimientos negativos a través de una personalidad graciosa o cómica. Lo malo de esto es precisamente no dejar salir esa negatividad, que en el futuro puede convertirse en un gran problema, especialmente si se trata de una pareja. Aunque usemos el humor para combatir los problemas, sin duda no debe convertirse en un escondite para estos. 


Evita bromear cuando los humos estén muy altos o cuando quieras herir a tu pareja. El humor puede ayudarles a llevar sus problemas y resolverlos, pero también puede separarlos. ¡Tómalo con calma!