17 °C
Reino Unido

Sistema de bienestar británico estaría sumiendo a la gente aún más en la pobreza

|

Foto: Tomada Business Insider


Por Ulysses Maldonado


A la luz de las noticias que revelan que una mujer fue encontrada muerta después de que se suspendieron sus beneficios por no asistir a una reunión de Universal Credit, se revela cómo el plan ha sido ampliamente “desacreditado”.

El programa, que fusiona seis beneficios diferentes en un único pago, se ha convertido en un fiasco tal que su propio arquitecto, el ex secretario de trabajo y pensiones, Tory Iain Duncan Smith, también ha pedido que se revise.


Cuando se redactó por primera vez en 2011, el plan fue aclamado como un medio para incentivar a las personas a trabajar. Según Trussell Trust, la organización de bancos de alimentos más grande del Reino Unido, aquellos que recurren a bancos de alimentos en las áreas donde ya se implementó el plan han aumentado en promedio un 30 por ciento desde abril. Una investigación publicada en semanas pasadas por el comité de trabajo y pensiones de todos

los partidos descubrió que el promedio de 42 días de tiempo de espera para los pagos significa que más

personas están luchando con los atrasos en los alquileres y lidiando para pagar las necesidades básicas.


Aproximadamente una quinta parte de los reclamantes debe esperar más del promedio de 42 días, mientras que un 85 por ciento estimado no tiene un ahorro de un mes para ayudarlos durante ese período. El plan se organiza bajo el supuesto de que los reclamantes obtienen su salario al igual que muchas otras personas, mensualmente y con atrasos.

Brendan Sarsfield, director ejecutivo de la asociación de vivienda, Peabody Trust, señaló que "seis semanas de espera mínima para el pago es demasiado largo y está empujando a los más pobres a tener una mayor deuda.

El gobierno debería detener el despliegue y reducir el período de espera a dos semanas. Esto podría asegurar que 40.000 hogares obtengan algo de dinero a tiempo para navidad", dijo, según el periódico The Guardian.


Un grupo de 12 diputados pidió la suspensión de Universal Credit en septiembre a la luz de la evidencia de que el plan era "poner a la gente en la pobreza".