24 °C
Miscelánea

Cómo ahorrar comisiones al cambiar de moneda

|


Generalmente, viajar al extranjero supone un gasto considerable si tenemos en cuenta los billetes de avión, el alojamiento, las dietas, el ocio etc...Pero una vez hayas contemplado todos estos gastos, todavía tendrás que ser extremadamente cuidadoso con las comisiones a la hora de cambiar moneda, ya que pueden arruinar tu presupuesto final.


En este artículo te damos algunas recomendaciones para evitar que gastes más de lo necesario cuando cambies dinero:


1. Tipo de cambio

Lo primero que deberías comprobar es la media del tipo de cambio actualizado del país en el que te encuentras. Puedes consultar el tipo de cambio en ese mismo día por internet, pero si lo compruebas cada día durante una semana, sabrás identificar a la perfección el mejor momento del día para cambiar moneda.


2. Sé paciente

Trata de calcular con antelación cuánto dinero en efectivo necesitarás durante tu viaje y cambia moneda solo en los lugares donde compruebes que las comisiones son bajas. Muchas casas de cambio no cobran comisión porque ya está incluida en el tipo de cambio. Lo interesante aquí es comprobar quién te da más dinero, independientemente de la comisión que te cobren. Por lo general, los aeropuertos normalmente son la peor opción ya que ofrecen los cambios más bajos.


3. Tarjetas de crédito

Pagar con tu tarjeta de crédito o débito puede suponerte las comisiones más bajas, pero no siempre es así ya que dependerá del acuerdo que tengas con tu banco. En ocasiones puede que tu banco además de ganar en el tipo de cambie, te aplique alguna que otra comisión. Comprueba las condiciones que tienes con tu banco antes de decantarte por esta opción.


4. Cajeros automáticos

Sacar dinero del cajero automático en el extranjero puede ser de las mejores opciones siempre y cuando encuentres un banco afiliado con el tuyo en tu país de origen. En esos casos, deberías obtener una comisión baja de entre un 1 o un 3% del total que saques, o incluso gratis. En cualquier caso, si decides usar un cajero asegúrate de sacar grandes cantidades de dinero cuando lo hagas para que no te cobren comisiones varias veces.


5. Envíate una transferencia a ti mismo

Por último, puedes considerar enviarte a ti mismo con antelación una transferencia de dinero, donde sea que vayas a viajar. Hoy en día, algunos operadores de envío de dinero como Small World te ofrecen una forma segura, rápida y asequible de enviar y recibir dinero en cualquier lugar del mundo.