17 °C
Cultura

“Museo animal” se presenta en Londres

|


Arelys Goncalves


El escritor costarricense, Carlos Fonseca, realizó la presentación de su nuevo libro, Museo animal, en un encuentro que contó con el apoyo de la delegación diplomática de su país de origen, y con la asistencia de un público diverso que celebró el lanzamiento de este trabajo literario.


Durante la presentación, el embajador Enrique Castillo, expresó su orgullo al destacar el trabajo profesional de este autor que se une a los escritores de alto nivel que han ganado renombre en la región. “Nos da mucho gusto apadrinarlo y acompañarlo en esta incursión en el medio británico”.


El lugar de la presentación, el hotel The Westbury, en Mayfair, sirvió de escenario para que Fonseca, junto al embajador Castillo y la académica, Guadalupe Gerardi, conversaran sobre la obra publicada por la editorial Anagrama. Este es el último trabajo de este joven escritor radicado en Londres. Su primera obra, Coronel Lágrimas, del 2015, ha despertado favorables críticas, así como su libro de ensayos titulado La lucidez del Miope (Germinal, 2017).


A sus treinta años, Carlos Fonseca, nacido en San José, es doctor en Literatura latinoamericana por la universidad de Princeton y actualmente se destaca como profesor en la Universidad de Cambridge en su área de especialización. Su talento ha sido reconocido en a nivel internacional y recientemente fue seleccionado por el Hay Festival como parte del grupo de Bogotá 2017, que reúne a los 39 autores latinoamericanos menores de 40 años más destacados del momento.


El libro “Museo animal” relata la historia de un museólogo caribeño que recibe, de parte de una reconocida diseñadora de moda, una invitación a colaborar en una extraña exposición. “Los une su gran interés por las formas del mundo animal. Siete años más tarde, frustrada la muestra, recupera –tras la muerte de la diseñadora– el archivo de su colaboración”. La historia atrapará desde el comienzo al lector que se quedará seducido por este original rompecabezas narrativo.