24 °C
Londres

Grupos por la paz condenan desde Londres asesinatos de líderes colombianos

|


Por: Arelys Goncalves.


Para denunciar el asesinato de líderes sociales y comunitarios en Colombia, la comunidad radicada en Londres llevó a cabo la manifestación titulada "Colombia está de luto". La red Agenda Internacional de Paz convocó esta concentración frente al Parlamento británico para darle visibilidad a esta problemática que ha sufrido un repunte en los últimos meses, pese a los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno Nacional y las FARC.


Con los mensajes "detengan el asesinato de los líderes sociales en Colombia" y "¡Cese al fuego ya!" varios grupos se unieron a la convocatoria del 27 de octubre frente al palacio de Westminster. La intención fue levantar la voz en rechazo a lo ocurrido en el país y para dar una muestra de apoyo a las comunidades campesinas colombianas. Tal como lo indicó Myriam Ojeda a Express News, manifestar solidaridad es lo menos que pueden hacer para dar aliento a sus compatriotas que se enfrentan a diario a las injusticias y la violencia que todavía predomina en el país.



Apoyo parlamentario


87 Parlamentarios Británicos manifestaron en un comunicado su rechazo a la violencia contra los líderes campesinos en Colombia. Tras estas condenas internacionales, la comunidad espera que el Gobierno colombiano tome medidas concretas para impedir que este tipo de abusos se sigan implementando y amenazando a la población. Los asesinatos selectivos y las masacres se han convertido en los puntos álgidos que podrían fracturar la puesta en práctica de los acuerdos logrados en las negociaciones entre el grupo rebelde y el mandatario Juan Manuel Santos.





Hace pocas semanas se conoció del asesinato de José Jair Cortés, líder comunitario de la zona rural del municipio colombiano de Tumaco, en la misma región en la que el pasado 5 de octubre se llevó a cabo la matanza de al menos siete campesinos cocaleros en un ataque. En lo que va del 2017, 82 líderes han sido asesinados, cifra que supera a los crímenes del año anterior, pese a las negociaciones que se han planteado para el cese al conflicto armado en el país cafetalero.