18 °C
Miscelánea

El artista mexicano Damián Ortega presenta “Play time” en White Cube

|

Por: Lorena Benéitez.


Al sudeste visitamos la prestigiosa galería de arte con 5440 m², tres salas, un auditorio para películas y conferencias programadas, espacios privados, almacenes y jugosa librería. White Cube Bermondsey (Londres, 2011) -martes a sábados, 10 am 6 pm y domingos, 12 pm 6 pm-, es un edificio de los años 70 rediseñado por Casper Mueller Kneer Ltd Architects.


Espacio para pensar, consagrado como fortaleza creativa en el mercado artístico internacional. Con tres áreas de exposición bien diferenciadas: “South Galleries” en zona principal sin columnas, “North Galleries” reducidas en tamaño a las anteriores y de carácter experimental. Para concluir con la “9x9x9” en el centro, forma cúbica y luz natural.


Es JJ, Jay Jopling (Reino Unido, 1963) -retratado por los fotógrafos Jillian Edeltein, Harry Borden y Fergus Greer en la National Portrait Gallery- quien supo con olfato, intuición, estudios en Literatura e Historia del Arte y muchas jornadas de astucia, trabajar entendiendo el tiempo en que vivimos para promocionar la marca de su empresa -desde 1993 cuando abrió su primer espacio-, hasta las restantes sedes, que hoy día disponen entre Reino Unido y China (Hong Kong). Habiendo cubierto por una temporada Brasil.



En 1975, el crítico de arte Brian O’Doherty / Patrick Ireland (Irlanda, 1928) impartía en el LACMA una conferencia llamada “Inside the White Cube, 1855-1974”. Le seguiría “Inside White Cube: The Ideology of The Gallery Space “(Artform, 1986) fue el referente al nombre de la galería de arte contemporáneo por los ensayos del experto. La historia del cubo blanco y el espacio independiente nos parece conocida a pesar de no saber muy bien cómo y cuándo ha empezado. Olga Fernández en la conferencia “El fin del cubo blanco” (Papeles de cultura contemporánea, 2012) defiende que la crisis del concepto, les ha servido para su refuerzo y expansión de plena vigencia en el siglo XXI.

Con acidez, alude a cuestiones geopolíticas, sabiendo mirar a pie de calle. Ser travieso, irónico y mordaz al llegar Damián Ortega (México, 1967) para exponer “Play Time”.


Desde el estudio en el barrio de Tlalpan, misma zona geográfica al sur que compartió junto a sus colegas mexicanos de profesión Gabriel Orozco (b. 1962), Abraham Cruzvillegas (b. 1968), Gabriel Kuri (b. 1970) y Dr. Lakra /Jerónimo López Ramírez (b.1972) en “Taller de los Viernes” -activo 1987 a 1992-. Reflexionaban entorno a “El laberinto de la soledad” (Fondo de Cultura Económica, 1950) de Octavio Paz.



La practicas objetuales del arte conceptual que va concibiendo en su recorrido expositivo “Fragment”, “Genealogy of anything”, “Encyclopedic geodes”, “Percentual constellation”, “Copulation”, “Genetic content” o “Learning scheme”, entre tantas otras, a través de esculturas, instalaciones, dibujos o videos realizadas para la ocasión. Reúnen nuevas vías a expresar ideas y agudezas intelectuales.


Reinterpreta lo público y lo cotidiano. Habilidoso, con gusto, comprometido e invitando a ver “in situ” de manera diferente a lo establecido. Cambiante abrazando procesos progresivos donde lo critico se desprende de su quehacer artístico.

Consagrado en la capital británica hace algún tiempo, expuso en Barbican Centre, White Cube de la sede en Mason’s Yard, el Museo Sigmund Freud o “las tortitas de maíz” (1998) con modelo de estructura molecular en la Tate Modern.

Juega con las estructuras y modifica el valor de los objetos. Desordena, disloca, desmorona, rearma el mundo, después. Su curiosidad le mueve a conocer todo por dentro, su lógica secreta, su discurso perenne. Reniega de lo monumental, acabado y sólido. Convencido que las buenas piezas hacen entender la otra manera de lo que existe.



Al igual que el mexicano Ulises Carrión (1941-1989) -figura clave del arte conceptual- puso en boca el Manifiesto “El arte nuevo de hacer libros” (1975). Tiene tendencia a la lectura. Damián Ortega ha llevado a la luz, su iniciativa de editorial independiente como artista, publicando arte contemporáneo con nuevas versiones recontextualizadas. Interesa mencionar a la editorial y productora de proyectos artísticos, Consonni (España, 1997) en segmentos parecidos.




Disfrute de la exposición

144-152 Bermondsey Street, London, SE1 3 TQ

27 septiembre al 12 noviembre 2017