17 °C
Miscelánea

Los mejores consejos para vencer la procrastinación

|


En esta edición quiero compartir contigo 5 claves para vencer la procrastinación, una palabra tal vez no muy conocida, pero que resume el hecho de aplazar cosas o simplemente no hacerlas por hacer otras que te producen placer.


Por: Fabián González H.


@fabiangonzalezh


Es alargar, no seguir, poner tu atención en algo diferente mientras aquello que es realmente importante se queda parado. Cuántas veces en la vida hemos estado en situaciones donde preferimos simplemente no hacer lo que sabemos que tenemos que hacer, por hacer otra cosa que sabemos no tenemos que hacer. Estas 5 claves que quiero compartirte buscan que la procrastinación no afecte más tu día a día, tu trabajo, tu vida personal y de pareja, y que puedas ser mucho más eficiente y productivo.


  • 1.Toma una decisión, acompañada de una acción: No es suficiente con decidir hacer algo, estamos llenos de decisiones todos los días. Solemos tener resoluciones de inicio de año, el 1 de enero en la mañana, decidimos salir a correr todos los días, pero una semana después la pereza, las condiciones del clima le afectan y al final la persona no hace lo que se propuso hacer. Por qué, porque aunque tomó una decisión, en realidad no está sustentada con acciones y lo único que te puedo decir es, apoya tus decisiones con acciones concretas, con tareas en el día a día, con tareas que realmente sabes que puedes lograr. Siempre pongo este ejercicio y pregunto a la gente: Si tengo 3 pájaros en una rama y dos de ellos toman la decisión de volar, ¿cuántos pájaros quedan en la rama?… algunos dirán 1, otros dirán 3… en realidad quedan 3 pájaros, porque tomar la decisión no es lo mismo que tomar acción. Si 3 pájaros están en una rama y dos deciden volar, solo lo han decidido, pero no quiere decir que lo hayan hecho. Sé que quizás tú, has decidido empezar un proyecto, una tarea nueva, pero al fin sigues haciendo lo mismo… por favor, sustenta tus decisiones con acciones claras y concretas que puedas llevar a tu agenda.


  • 2.Parte en pequeños trozos las tareas que tienes que hacer: si tienes una tarea dentro de tu proyecto, por ejemplo, hacer tu página web, divídela entre tareas pequeñas, como hacer tu contenido, seleccionar las imágenes, contratar el hosting, hacer una página de contacto y de registro de suscriptores, crear una campaña de email marketing, tener un autorespondedor… que esa gran tarea llamada página web, que en principio puede ser sonar un poco desgastante, se pueda poner en pequeños trozos y llevarse directamente a la agenda, y en la agenda sabremos lo que hay que hacer concretamente, de esta manera, como dicen por ahí, nos podemos comer un elefante en pequeños pedacitos, porque es mucho más fácil procesarlo y digerirlo, cuando tenemos tareas concretas y puntuales. Aquí comparto una frase de John Maxwell uno de los grandes del liderazgo, que dice, la productividad y la eficiencia de una persona, se ve en su agenda diaria. Así que, si a ti esto de agenda, te suena raro y eres un emprendedor o un intraemprendedor, te pido que te familiarices y tengas una agenda, el problema de no tenerla es que no sabrás por dónde arrancar. A mí me sorprende que la gente que no lleve nota o apunte de las cosas que tiene que hacer, de las reuniones, de las llamadas… muchos dicen, “es que yo fluyo”, claro, pero fluyes en medio del desorden, en medio de la falta de estructura, en medio de quedar mal con las personas cuando se te olvidan las cosas. Yo te digo, fluye, pero por favor lleva una agenda. Fluye dentro de la agenda. Lleva una estructura que te permita saber qué tienes que hacer y a partir de allí lo vas organizando todo.


  • 3.Ejecuta a pesar del miedo: las personas muchas veces tienen miedo de hacer cosas, pero no tienen claro por qué tienen ese miedo. Te digo, miedo siempre vamos a sentir, miedo de pararnos delante de un público y hablar, miedo de no sentirnos lo suficientemente aptos para hablar de determinado tema, miedo del qué dirán, miedo de todo. Lo que te digo para esto es, actúa a pesar del miedo. Una de las formas que tenemos para romper esa procrastinación es hacer lo que tenemos que hacer, aunque tengamos miedo. Traiciona tu miedo con acciones, sé concreto(a), sé una persona que realmente ha tomado una decisión, aunque sienta que su corazón se va a salir… es la forma en que podemos romper la inercia que muchas veces genera la procrastinación. Cuando procrastinamos, lo normal es que lo sigamos haciendo, es un efecto bola de nieve y cada vez te pondrá más difícil el hecho de tomar decisiones y ponerte en acción. Así que evita el miedo y camina en pro de que tu proyecto empiece a moverse.


  • 4.Arriésgate: una de las cosas que me ha servido mucho para sacar adelante mis proyectos, es ponerme en situaciones en las que no miro para atrás, en que tengo que seguir adelante porque no tengo más opciones. Y como la historia de Hernán Cortés un conquistador, que llegó a tierra y quemó las naves en las que viajaban porque tenía algo muy claro, o vencían o morían, y vencieron. Yo simplemente te pregunto: ¿quieres vencer?, ¿quieres salir adelante con esa idea?, pues sácala adelante, trabájala y quema tus naves. Es verdad que defiendo mucho la idea de hacer transiciones, por ejemplo, cuando pasamos de un trabajo a un proyecto emprendedor para hacer una reinversión profesional, pero tiene que haber un momento en donde decidas no mirar atrás, seguir hacia adelante pase lo que pase. Y es una invitación que quiero hacerte, ve hacia adelante pase lo que pase, porque es la única manera en la que vas a ver realmente si tienes los resultados que quieres, es hambre por querer conseguir los resultados que esperas.


  • 5.Ponte en situación de urgencia: recuerdo que esto lo aprendí trabajando en un restaurante en Londres haciendo sándwiches y una de las cosas que teníamos como política de trabajo era que teníamos que tener sentido de urgencia con lo que hacíamos, teníamos que hacer los sándwiches en el tiempo y movimientos adecuados. Esa frase me la he quedado para mí en todo lo que hago. Poner sentido de urgencia tiene que ver con que lo que tengo que hacer, lo hago en el rango máximo de una semana. Esa llamada tiene que pasar, esa actividad tiene que pasar, porque si no sentimos ese sentido de urgencia, si no tenemos esa idea de que las cosas se tienen que hacer, simplemente lo dilatamos y lo dejamos ir y allí es cuando caemos en ese bucle sin sentido e interminable de procrastinar.

Amigo, estas son las 5 claves para vencer de una vez por todas con la procrastinación. Lo único que te pido como ejercicio, es que te hagas una lista de tareas pendientes, cosas importantes y que te comprometas con una de ellas esta semana, la vas a sacar adelante, independientemente de lo que pase, que sea esa tu roca. Que sea lo más importante que tengas por hacer y de esta manera te darás cuenta de que te enfocas mejor. Puedes ponerte ese sentido de urgencia, puedes partir esa actividad incluso en pedacitos mucho más pequeños. A pesar de que tengas miedo, te pondrás en acción solo por el hecho de ver cómo tienes resultado, te animarás a seguir haciendo más. Te recomiendo como un apunte final, date una recompensa, cuando tienes un resultado concreto, celebra, siéntete feliz y orgulloso por lo que haces, tu cerebro querrá más y tú podrás reforzar la idea de logro. Así que celebra, ofrece muestras de gratitud a ti mismo, come una comida que te guste, un paseo, un spa, una ducha un poco más larga con agua caliente, dormir una hora más, lo que se te ocurra…