17 °C
Miscelánea

¿Se acabarán los 140 caracteres en Twitter?

|

Redacción


Desde hace unos días Twitter anunció que comenzará a ofrecer, a algunos usuarios, el doble de caracteres en sus mensajes, esto como un experimento que podría acabar con su tradicional límite de 140.


A través de su blog corporativo, la empresa estadounidense explicó que por el momento su nuevo máximo de 280 caracteres estará disponible únicamente para un pequeño grupo de usuarios de distintas lenguas.


La selección, según la compañía, se ha hecho de manera aleatoria y mundialmente, aunque todos los usuarios podrán ver los tuits de hasta 280 caracteres en aquellas cuentas donde se desarrolle esta prueba.


"Aunque confiamos en nuestros datos y en el impacto positivo que tendrá este cambio, queremos probarlo con un pequeño grupo de gente antes de tomar la decisión de lanzarlo para todos", explicó la compañía con sede en San Francisco.


Twitter insiste en que la "brevedad" seguirá siendo la marca de la casa y que eso no va a cambiar, sin embargo considera que disponer de más caracteres facilitará el uso de la plataforma a los tuiteros de varias lenguas. Entre esos idiomas, que según la empresa agotan a menudo el máximo en sus mensajes, están el inglés, el español, el portugués o el francés, pero no otros como el japonés, el chino o el coreano.


"Entendemos que dado que muchos de ustedes llevan años tuiteando, puede haber un vínculo emocional con los 140 caracteres. Nosotros lo sentíamos también", indicó la compañía. "Pero hemos probado esto, hemos visto lo que puede hacer, y nos hemos enamorado de este nuevo, y aún breve, límite", añadió.


Desde un primer momento, la idea de Twitter fue potenciar el intercambio de información de una manera concisa, puesto que el sistema "fue diseñado para ser utilizado a través de los servicios de mensajería de texto de los operadores inalámbricos", como una "experiencia de SMS" donde los textos estaban limitados a 160 caracteres.


De esa cantidad, la compañía reservó 20 caracteres para el nombre de usuario y dejó el resto para el texto de cada mensaje. La limitación de espacio ha obligado a los usuarios a "comprimir" sus ideas y pensamientos, editando o suprimiendo determinadas palabras que implican "una emoción o un significado relevante".


Twitter asegura que solo un porcentaje "muy pequeño" de tuits enviados en japonés, apenas un 0,4 %, alcanza los 140 caracteres, mientras que en inglés ese porcentaje se eleva al 9 %; además, la mayoría de los tuits japoneses tiene 15 caracteres y esa cifra sube a 34 en los redactados en inglés. Esta restricción, ha reconocido la empresa, "es la principal causa de frustración para aquellos que tuitean en inglés", un dato que cobra especial significado teniendo en cuenta que en los países donde los usuarios disponen de "caracteres de sobra", tuitean más. Por ello, el objetivo de este experimento es comprobar si es factible que puedan expresarse "más y mejor" sin renunciar a la brevedad y velocidad "que caracterizan a la plataforma".


Ante esto, la compañía ha hecho esfuerzos en los últimos meses como por ejemplo, el hecho de que las fotos y lo gifs no cuenten como caracteres, o la incorporación de tuits que pueden interesar al usuarios en su “timeline” personal. Así que si los resultados del experimento de los 280 caracteres da positivo, le diríamos adiós definitivamente a loas 140.