13 °C
Mundo

El tiroteo más mortífero de la historia de Estados Unidos

|

Tragedia en Las Vegas



Las Vegas sufrió un tiroteo masivo durante el festival de música country Route 91.


Resumen Agencias


Este 1 de octubre, la ciudad estadounidense de Las Vegas sufrió un tiroteo masivo durante el festival de música Route 91. En el evento, celebrado en las inmediaciones del hotel Mandalay Bay Casino, un hombre abrió fuego desde el piso 32 del establecimiento contra la multitud que asistía al concierto.


Según testigos presenciales, el tiroteo duró entre 10 y 15 minutos casi sin interrupción y dejó 59 fallecidos y 527 heridos, lo que permite calificarlo como el tiroteo más mortífero en la historia moderna de EE.UU.


Inicialmente, Joseph Lombard, el sheriff de la Policía de la ciudad estadounidense, confirmó que el sospechoso ha sido ultimado en el piso 32 del hotel durante el operativo de la Policía Metropolitana. El hombre ha sido identificado como Stephen Paddock, un residente local de 64 años de edad.


Sin embargo, la Policía informó posteriormente que el tirador se suicidó antes de que los agentes entraran en su habitación de hotel, donde se han encontrado 18 armas de fuego, miles de balas y explosivos.


La organización terrorista Estado Islámico se ha atribuido el tiroteo en Las Vegas y anunciado en un comunicado que el atacante es un "soldado" suyo convertido al islam hace unos meses. Sin embargo, las autoridades desestiman esta versión ya que hasta el momento no hallaron ningún nexo real y señalan al Estado Islámico de buscar propaganda a través del hecho.


Masacre en Las Vegas: este es el lugar desde donde disparó el agresor. 

 

Las víctimas


Al menos 59 personas han muerto 


527 han resultado heridas


Antecedentes del tirador


Stephen Paddock, el tirador de 64 años que lanzó este lunes un mortífero ataque disparando contra la muchedumbre desde una planta superior del hotel Mandalay Bay en Las Vegas, era hijo de un criminal, informa 'The Daily Mail'.

Se conoce que Benjamin Hoskins Paddock fue un ladrón de bancos que escapó de una prisión federal de Texas en 1969 mientras cumplía una condena de 20 años.


Tras esto, Paddock acabó en la lista de los más buscados del FBI, de la cual fue eliminado en 1977. Un año después, el delincuente fue hallado por la policía en Oregon.


El fugitivo había sido diagnosticado como "psicópata" y también tenía posibles "tendencias suicidas", según la agencia.


(Tomada de Internet)


Movimientos del atacante


El atacante de Las Vegas envió 100.000 dólares a una cuenta en Filipinas, el país nativo de su novia, una semana antes de cometer el atentado, informa NBC News.


Todavía se desconoce si el dinero de Stephen Paddock, quien mató al menos a 59 personas el domingo pasado, estaba destinado a su novia Marilou Danley, a su familia o si tenía otro fin.


Danley, quien viajó a Hong Kong el pasado 25 de septiembre y estaba en Filipinas el 1 de octubre, es buscada por la Policía para ser interrogada.


La mujer de 62 años debe regresar a EE.UU. esta semana, según fuentes policiales. Los investigadores creen que la pareja inició su relación en la primavera de 2017 y vivían juntos en Mesquite, estado de Nevada.


Según fuentes cercanas a la investigación, no se estima que Danley haya estado involucrada en el ataque.


"Hemos conversado con ella y le creemos que no estuvo implicada. Pero, obviamente, la investigación continuará", afirmó el sheriff de Las Vegas, Joe Lombardo.


"No estaba con él cuando [Paddock] se hospedó. Hemos descubierto que él utilizó su identificación", añadió.


(Tomada de Internet)


Route 91


El guitarrista del grupo musical Josh Abbott Band, Caleb Keeter, recurrió este lunes a Twitter para apoyar un mayor control sobre las armas de fuego después de haber sobrevivido al tiroteo en Las Vegas.


La banda country de Texas actuó en el festival Route 91 en la famosa avenida Las Vegas Strip el domingo por la tarde, donde horas después un tirador comenzó a disparar contra los espectadores desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay.

Keeter, que durante toda su vida había sido partidario del derecho de los ciudadanos a poseer y portar armas de fuego, declaró que esta terrible experiencia le ha hecho cambiar de opinión. El guitarrista lamentó que ni él ni nadie de su equipo pudo hacer nada para detener el trágico suceso.


"He sido un defensor de la Segunda Enmienda [a la Constitución de EE.UU] toda mi vida. Hasta los acontecimientos de anoche ", confesó Keeter. "No puedo expresar lo equivocado que estaba. De hecho, tenemos miembros de nuestro equipo con permisos [de portar armas] y armas de fuego legales en el autobús. Fueron inútiles".


El guitarrista agregó que sus compañeros de la banda y el equipo no pudieron acceder a sus armas de fuego durante el ataque porque la Policía podría haberlos confundido con atacantes. Keeter subrayó que el tiroteo se convirtió para él en una llamada de alerta sobre la necesidad de una legislación más estricta con respecto a las armas de fuego.


"Necesitamos un control de armas AHORA MISMO", escribió el músico en su publicación. "Mi mayor arrepentimiento es que obstinadamente no me di cuenta de ello hasta que mis hermanos de carretera y yo estuvimos amenazados".


Keeter siguió su declaración original con otro tuit más esperanzador y desafiante: "Dicho esto, no voy a vivir con miedo a nadie. Nos reagruparemos, volveremos y los impresionaremos. Pueden contar con ello", concluyó.