11 °C
España

Cataluña: ¿el estado que sueña ser?

|



Por Ulysses Maldonado F.

Hasta ahora, la línea que no habían cruzado los partidos independentistas de Cataluña eran la Constitución y las leyes españolas.


El parlamento catalán advirtió que el proceso no se supeditará “a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional, al que considera deslegitimado y sin competencia”.

Y también se insta al futuro gobierno catalán “a cumplir exclusivamente” las normas o mandatos emanados de esa cámara, a fin de blindar el proceso frente a las actuaciones de las instituciones de ese, el “Estado español”, del que quiere independizarse.


Un poco de historia

La historia es de vieja data y la idea del independentismo catalán plantea sus tesis sobre el principio de que el pueblo deCataluñaes unanaciónsoberana, aludiendo básicamente a la interpretación de su historia, cultura, lengua propia y al derecho civil catalán, y sobre la afirmación de que Cataluña no alcanzará su máxima plenitud cultural, social ni económica mientras forme parte de España.


El independentismo catalán defiende la teoría de que Cataluña es una nación oprimida por España desde su ocupación por las tropas borbónicas en1714, y la posterior supresión de las instituciones catalanas y la prohibición de su lengua promulgadas porFelipe V quien eliminó el derecho público e instituciones del principado gobernadas por la Corona de Aragón y prohibió el catalán. La dictadura de Primo de Rivero y Franco abolió y prohibió las instituciones de autogobierno —Gobierno Autónomo y Mancomunidad— en el siglo XX.


Estos hechos históricos han llevado a los catalanes a sentirse explotados y reprimidos por el gobierno español. Los catalanes quieren defender su lengua, cultura y tradiciones que los diferencian de los españoles. Según el Instituto de Estudios Catalanes (IEC), el catalán se está perdiendo ya que el 14,8% no saben expresarse en su lengua natal.


En 2013, el PIB catalán llegó a 192.545 millones de euros, el 20% del PIB total de España. Muchos catalanes reprochan a Madrid por no reinvertir ese dinero en la región. Además, la crisis económica Española agravó el desempleo. Sin embargo, es una de las regiones que más aporte tuvo una tasa de desempleo según el Instituto Nacional de Estadística (INE).


La Asamblea Nacional Catalana, en cabeza de sus presidentes siempre ha afirmado: "Queremos ser un país de Europa como cualquier otro. Queremos decidir qué hacer con nuestros recursos, cómo invertir, ser contribuidores netos para la 

Unión Europea y asumir nuestras deudas".


Las advertencias al separatismo catalán desde la Unión Europea han sido claras durante años. Cualquier región que se separa del todo en un país miembro dejará de ser parte del club europeo, y tendrá que someterse a las mismas condiciones que el resto de aspirantes: un largo proceso de adhesión con condiciones durísimas, y la ausencia de vetos a su incorporación por parte de ningún país miembro. Los catalanes deben decidir si ese el camino que ansían para el futuro de las generaciones que están por venir.




Express News ha entrevistado a Sergi Marcén,Delegado de la Generalitat de Cataluña en el Reino Unido e Irlanda, quien respondió algunas preguntas relacionadas con el tema.


¿Cómo considera la respuesta del gobierno español al desconocer la aprobación del parlamento catalán al referendo del 1 de octubre?

Bajo nuestro punto de vista es algo desproporcionado ya que es un problema político que ellos están intentando solucionar a través de jueces y policías.


Nosotros lo que estamos pidiendo, desde hace más de cinco años, es poder votar, poder decidir y que cada uno de los catalanes quiera votar sí o no, o si desea votar en blanco o se quiere quedar en casa.


Eso parece ser lo que no quiere tirar hacia adelante el gobierno español encabezado por el señor Rajoy que está 

utilizando todas las herramientas políticas para detenerlo.


¿Si Cataluña decide separarse de España qué viene después?

El parlamento catalán ha decidido que se haga un referendo y lo vamos a hacer apoyándonos en las leyes internacionales de autodeterminación y con una mayoría absoluta. El parlamento de Cataluña ha hecho una ley que es la ley del referendo en la cual se insta al gobierno a que este proceso se haga.


Esa ley no reconoce al tribunal constitucional español y por lo tanto en este momento estamos en una doble legalidad. 


Por un lado, la catalana surgida del parlamento de Cataluña donde la mayoría de los parlamentarios han decidido hacer esta ley, y por el otro lado el Estado español con el tribunal constitucional que está trabajando para que nosotros no podamos llegar al término del referendo del 1 de octubre.


A partir de allí, según el resultado, hay otra ley que es la de transitoriedad que también se ha aprobado por el parlamento de Cataluña y que dice que en el caso de que gane el “sí”, habrá un periodo de seis meses para crear el Estado catalán y en el caso de que gane el “no”, se harían unas elecciones autonómicas como se han realizado para conformar un gobierno autonómico.


¿Cómo lo ve desde la perspectiva de la Unión Europea?

Es muy pragmático, ya que son Estados que ayudan a Estados, es normal que haya este tipo de situaciones y más cuando el partido popular quiere influenciar en Europa.


Yo creo que son pragmáticos y en Cataluña viven 7,5 millones de personas que generan el 20% del PIB de España, somos un contribuidor neto a Europa y de hecho somos europeos. Por lo tanto creo que en cuanto los catalanes sabemos que es lo que queremos ser, a partir de ahí creo que Europa va a adaptarse a la situación.


¿Pedirían acceso a la Unión Europea en este caso?

Esto no está claro, de hecho somos europeos, no hay ninguna ley en Europa que diga que si un país que es miembro de la Unión Europea tiene una división en dos países, este país automáticamente quedará fuera. No hay ningún tratado ni ley que diga eso en Europa; por lo tanto, de la misma manera que hay personas que dicen que si declaramos la independencia de Cataluña seguiremos en Europa, porque no hay ningún tratado que aborde este tema.


¿Cómo sería la relación de Cataluña si no está más con España?

Sería buenísima, los catalanes queremos a España, el único o uno de los problemas que tenemos es que hay un gobierno y unos sistemas administrativos que no son buenos para Cataluña, como el respeto hacia la cultura y la dignidad catalana y demás temas que son un poco largos de exponer.

Esto es algo que nos duele y que en los últimos tiempos se ha agudizado especialmente con el gobierno del partido popular.


Queremos una relación espléndida con España, ser los mejores amigos, somos españoles al día de hoy, entonces no queremos nada malo, queremos lo mejor y sabemos que en una relación de “tú a tú” con España, los dos ganaremos.


¿Esto causaría un efecto “dominó” pensando en los Vascos, Gallegos y Valencianos?

Todos aquellos pueblos que tengan una cultura, que tengan una historia y sientan que quieren ser un país independiente tienen el derecho de hacerlo porque las leyes internacionales así lo dicen. Por lo tanto, si los vascos, catalanes o los de Flandes o cualquier otra región de Europa deciden ser independientes y sus ciudadanos votan y se deciden por esa opción, aceptaremos el resultado ya que somos demócratas y respetuosos de la libertad y la voz del pueblo.


Estamos haciendo todo lo posible para poder realizar este referendo y los Catalanes ya saben que haremos todo para poderles dar la voz con todo y la dificultad que tenemos, pero contamos con el apoyo de la mayoría de los catalanes y la mayoría en el Parlamento de Cataluña, a partir de allí, que cada uno vote lo que quiera, no abogamos por el sí, no abogamos por el no, abogamos por el derecho a decidir y que cada cual se sienta libre de elegir lo que quiere.


Datos de Interés

En España, además de Cataluña, están los independentistas gallegos y vascos, sin contar con otros movimientos autonomistas.Euskalherria, con capital en Iruña (Pamplona) resultaría del actual País Vasco, Navarra y el País Vasco francés. Los independentistas catalanes, en su ideal, aspiran a ampliar la actual Cataluña a su versión de Países Catalanes, con el Rosellón francés, la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares. ElValle de Arán, en el Pirineo leridano, se saldría de la entelequia con su propia independencia.

Francia, Italia, Bélgica, Suiza, Holanda

Franciacuenta con movimientos independentistas, o fuertemente autonomistas, en toda su periferia. Además de los catalanes del Rosellón y los eukaldunes del País Vasco francés, estánBretaña,Normandía,Occitania,Provenza,Saboya,AlsaciayCórcega. Nueve territorios perdidos.


Italia, unificada en el siglo XIX, también cuenta con numerosos movimientos independentistas o autonomistas excluyentes, especialmente en el norte (Lombardía,Venecia,LiguriayFriuli), pero también en las islas deCerdeñaySicilia.Tirol del Suraspira a unirse con Austria. LaPadania, la entelequia que parte el país en dos, norte y sur, es la meta de la potente Liga Norte.San Marino yEl Vaticanoconviven secularmente con Italia como Estados independientes en la península.



Italoparlantes deTicino, enSuiza, piden su anexión aLombardía; y el cantón deJura, en la frontera con Francia, pretende salir de la Confederación Suiza.



Bélgicaquedaría partida en dos, los flamencos deFlandesy los francófonos deValonia. Aunque también hay valones que proponen su anexión a Francia. LosPaíses Bajosperderían a los frisones, con idioma propio, que habitan también dentro de la frontera alemana, y constituiríanFrisia.

También hay intenciones de independencias enAlemania, Reino Unido, Dinamarca, Escandinavia, Ucrania, Polonia, República Checa y Rumanía.