26 °C
Reino Unido

Diane Abbott revela abuso en línea y sorprende a los espectadores

|


La secretaria de la Home Office a la sombra dijo a los presentadores de ITV Good Morning Britain, Susanna Reid y Ben Shephard, que es regularmente amenazada con tortura, violación y asesinato.


"No es la gente diciendo por ejemplo, que está de acuerdo con la nacionalización del ferrocarril", es la gente “que amenaza con ataques de ácido y hasta muerte”.


Algunos espectadores estaban indignados porque en sus declaraciones, la señora Abbott también usó lenguaje inapropiado, mientras que otros la defendieron.


Sarah Collins escribió: "La gente se alarma porque dijo las palabras racistas que ella y su personal reciben diariamente. Pongan sus prioridades en orden”.


Reid advirtió a la señora Abbott: "La gente que está escuchando esos términos abusivos, estará disgustada, pero no podemos transmitirlos a esta hora por la mañana".


Amnistía Internacional ha encontrado que Abbott recibió el 45 por ciento de todos los tweets abusivos enviados a mujeres diputadas en las seis semanas previas a las elecciones generales.


La entrevista se produjo cuando los parlamentarios debatieron el abuso y las amenazas de muerte que reciben en persona y en línea.


La diputada de Chelmsford, Vicky Ford, dijo a los Comunes que un colega con visión parcial fue atacado por alguien que amenazaba con "dispararle y luego sacar los dientes mientras ella se desvanecía".


Bob Stewart, diputado de Beckenham, dijo que un maestro les había dicho a sus compañeros que evitaran a su hijo de 13 años "porque es hijo de un diputado conservador".


Y Trudy Harrison, diputada de Copeland, dijo que había cancelado las cirugías públicas por miedo a su seguridad.


"Después del trágico asesinato de la diputada Jo Cox, ya no publico ampliamente las reuniones", dijo. “En su lugar, me reúno con quienes se ponen en contacto directamente con mi oficina para hacer citas”.


Los parlamentarios criticaron a las empresas de medios sociales por no eliminar el abuso en línea.


Durante el debate, el ex canciller George Osborne también fue criticado por las reclamaciones que ha hecho que no descansará hasta que Theresa May esté "cortada en bolsas en mi congelador".


Cat Smith, del Laborismo, dijo: "La violencia contra las mujeres es un problema enorme y no ayuda cuando los políticos y los periodistas usan ese lenguaje".