8 °C
Reino Unido

Protesta creativa de venezolanos capta la atención de turistas en Trafalgar Square

|


Texto y fotos Arelys Goncalves

Este sábado 26 de agosto los venezolanos residenciados en Londres protagonizaron una nueva protesta, esta vez inspirada en la obra de George Orwell, "Animal Farm", para advertir sobre las consecuencias del socialismo a lo largo de la historia y alertar sobre la grave situación que viven los habitantes del país suramericano, gobernados durante casi dos décadas por quienes pregonan esta doctrina.


El evento difundido a través de la página de Facebook "Be the voice 4 Venezuela", se trató además de una concentración para mostrar al mundo las sistemáticas violaciones en materia de derechos humanos y constitucionales que han cometido los líderes del oficialismo, además de recordar los casos de corrupción y las presuntas vinculaciones de altos funcionarios con el narcotráfico. El líder laborista británico, Jeremy Corbyn, también formó parte de los personajes en esta protesta debido a su respaldo al Gobierno del fallecido Hugo Chávez y al actual mandatario, Nicolás Maduro.


Desde las 10 de la mañana, la terraza norte de la popular plaza londinense, a las puertas de la Galería Nacional, estuvo particularmente concurrida este pasado fin de semana con el peculiar performance. El grupo organizador, liderado por venezolanos residentes en el Reino Unido, ha creado esta iniciativa para hacer un llamado de atención desde el exterior e ilustrar, a través del arte, la conflictiva situación que enfrenta el país suramericano y que lo mantiene a las puertas del colapso económico, político y social.




La “Rebelión en la granja” como se ha traducido en español, es una novela satírica del escritor británico, publicada en 1945. Se trata de una crítica severa a la Revolución rusa y a la corrupción del socialismo soviético. Tal como lo informaron los organizadores de la protesta a Express News, en esta obra encontraron la posibilidad de plasmar de manera creativa el padecer de Venezuela. “Animal Farm, siendo una crítica al comunismo, refleja las terribles consecuencias del Socialismo del Siglo XXI en Venezuela y de cómo la droga, la corrupción, el abuso de poder y el desmantelamiento de la democracia han llevado al país a una crisis humanitaria y a constantes violaciones de los derechos humanos”, añadieron.


Cada uno de los personajes simboliza un sector del país. Además de los animales, destacó la figura de un funcionario de los cuerpos de seguridad con rostro de calavera y con las iniciales de la Guardia Nacional y de la Policía Bolivariana en su casco como imagen de la represión en las recientes manifestaciones. Una de las representaciones que causó sorpresa entre los británicos fue la de un Jeremy Corbyn complaciente con el líder del Gobierno venezolano. La idea de incluir al laborista no ha sido gratuita, por el contrario, tal como destacaron, la intención ha sido denunciar “su silencio frente a la flagrante instauración de una dictadura represiva y violatoria de los derechos humanos”.



Este grupo espera llevar el performance a otras partes de la capital con miras a dar continuidad a sus propósitos de mostrar la realidad del país al resto del mundo.


Crisis venezolana se debate en el Parlamento

La crisis venezolana será analizada este 5 de septiembre en el Parlamento británico en una sesión especial que estará liderada por el diputado laborista Graham P Jones. El parlamentario Jones encabeza el grupo de los partidos políticos que representan a Venezuela frente al legislativo británico y ha señalado la necesidad de fijar una posición sobre lo que ocurre en el país suramericano.



En anteriores ocasiones, Jones ha solicitado al líder de los laboristas que se pronuncie de manera categórica sobre lo que ha ocurrido en los últimos meses en Venezuela y que condene públicamente la violencia que ha imperado en el país. La reunión tendrá inicio a las 9:30 de la mañana en el Westminster Hall, una sesión que espera contar con la asistencia de defensores y detractores de la llamada Revolución bolivariana.