24 °C
América Latina

Los double-decker londinenses llegan a Ciudad de México

|



Arelys Goncalves

Ya 6 de los 90 autobuses rojos de doble piso que serán destinados para poner en circulación en la ciudad mexicana llegaron a su destino. En un acto liderado por el alcalde de ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, las unidades de transporte fueron presentadas a la prensa en una ceremonia a la que también asistieron autoridades del Reino Unido.


Se estima que durante el mes de septiembre continúe el envío del resto de la flota de autobuses que será distribuida en la ciudad luego de un acuerdo de compra con el Gobierno británico quien se encargará de proveer financiamiento y soporte técnico y logístico. Se espera que sea a finales de año cuando entren en funcionamiento en algunas rutas de la ciudad.


Las unidades construidas en las fábricas de la firma inglesa Alexander Dennis Limited (ADL), en Escocia y Guildford, pasarán a reemplazar 180 autobuses que circulan entre la Calzada de los Ministerios y la avenida Paseo de la Reforma que pasa por el corazón de la ciudad.


Una medida para reducir la contaminación

Según las estimaciones de la alcaldía mexicana, con la introducción de estos autobuses en las rutas locales unos 22 mil vehículos podrían quedar fuera de las calles debido a que cada autobús equivale a 108 carros particulares. La compañía de ensamblaje ha confirmado además que los autobuses Enviro500 que estarán circulando en México cumplen con estrictos estándares de emisión por lo que se espera que contribuyan a mejorar la calidad del aire. Su diseño de doble piso permite una capacidad mayor de pasajeros por lo que el tránsito vehicular también se verá favorecido.


Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May ha aplaudido esta negociación que ha calificado como un ejemplo de capacidad comercial para su país, en medio del proceso del Brexit. El contrato de más de 40 millones de libras fue patrocinado por la agencia británica de financiación y exportaciones.


México no es el primer país que verá pasar a los típicos autobuses rojos por sus calles. La empresa ha vendido este tipo de transporte a Canadá, Hong Kong, Nueva Zelanda, Suiza, Estados Unidos y Malasia.