14 °C
Reino Unido

Incrementó el abuso doméstico en Londres

|



Por Ulysses Maldonado

Hubo 62.546 víctimas en 2014 y 71.926 en 2016, el abuso doméstico representa uno de cada diez delitos en la capital.


El líder del grupo de trabajo de la Asamblea de Londres, Len Duvall, dijo que hubo un aumento "alarmante" a pesar de las recientes medidas de represión legal cuando lanzó el informe Domestic Abuse In London.


Argumentó que los agresores domésticos deberían estar inscritos en un registro como parte de un "cambio vital" para proteger a los sobrevivientes.


Con estimaciones de que cuatro de cada diez sobrevivientes de abuso doméstico son víctimas constantes, el informe pide al Gobierno que introduzca un registro similar al utilizado para los delincuentes sexuales. Afirma que esto permitiría a la policía mantener información sobre los perpetradores y proteger mejor a los sobrevivientes.


Los infractores tendrían que dar a la policía sus datos personales y actualizarlos con cualquier cambio.


Las órdenes de protección contra la violencia doméstica se encuentran entre una serie de medidas que se introdujeron en 2014. Prohíben a los agresores domésticos regresar a la residencia y tener contacto con la víctima durante 28 días.


Las medidas actuales también incluyen órdenes de conducta delictiva, que además de las órdenes de restricción también se pueden usar para evitar que las personas contacten o se acerquen a sus víctimas.


También existe el esquema de divulgación de violencia doméstica, que también se conoce como la Ley de Clare.


Fue nombrada después de la víctima Clare Wood, de 36 años, quien fue asesinada en 2009 por un ex-novio que tenía antecedentes de violencia contra las mujeres.


El plan permite a la gente averiguar en la policía si su pareja tiene antecedentes de violencia doméstica y tiene la intención de proporcionar información que podría proteger a alguien de ser víctima de un ataque.


La Policía Metropolitana también está tratando de abordar el abuso doméstico a través de una unidad llamada 

Operación Dauntless, que implica el seguimiento de más de 400 infractores transfronterizos de abuso doméstico.


El Señor Duvall dijo: "Estamos viendo que el abuso doméstico aumenta a un ritmo alarmante y necesitamos ser serios acerca de cómo protegemos a la gente de estos actos viles”.


"Reconozco que el Gobierno ha mejorado la ley para permitir una acción más dura contra los abusadores, pero la disposición es demasiado irregular y la reincidencia sigue siendo demasiado alta. Es hora de ponernos duros, tenemos que enviar un mensaje claro a cualquiera que cometa un abuso doméstico que la policía tenga en su radar”.


"Un registro de los abusadores domésticos podría proporcionar un cambio de paso vital en la forma de prevenir la reincidencia y proteger a los londinenses de estos crímenes devastadores".