13 °C
Especiales

El río Wandle, fuente de vida para todos

|


Por Claudia Forero

www.claudiaforero.com

Para fortuna nuestra los ríos del este del país están bien protegidos. La organización Wandle Trust es parte de este proyecto y se encarga de cuidar al río que lleva su nombre y que corre en el sureste de Londres en las áreas de Croydon, Sutton, Merton y Wandsworth, desde donde se une al Támesis.


Wandle Trust que hace parte de South East Rivers Trust, tiene como eje de trabajo investigar, proteger y entender el origen del río.


Una característica importante del Wandle de unos 14 kilómetros, es que es un río alcalino. Es lo que en inglés se llama un chalkstream, de las cuales solo hay 200 en el mundo, por lo tanto cuidarlo es de suma importancia.


En este tipo de ríos el agua es absorbida por la roca porosa alcalina formando reservas subterráneas llamadas acuíferos y que son fundamentales para el ecosistema y para algunas especies de pescados como la trucha. A diferencia, las aguas de los ríos arcillosos siguen por la superficie y no son absorbidas.


El trabajo para protegerlo




Wandle Trust ha desplegado una serie de proyectos para cumplir con sus objetivos.


Proyectos educativos cuyo fin es mostrar la importancia de tener un río sano y cómo lograrlo.


Involucramiento de las comunidades locales para generar empoderamiento, pertenencia y sentido de administración colectiva de este recurso natural.


Mejoramiento del ecosistema y maximización de sus recursos. Para esto hay diversas actividades que incluyen limpiezas, sistemas de prevención para evitar el crecimiento de material orgánico que podría afectar al río, o eliminación de especies invasivas.


Asociación con diversas organizaciones que tienen que ver con el sostenimiento del río.


Conocer la fuente del Wandle, sin embargo y curiosamente parece ser un misterio porque su manantial se ha movido con los tiempos.


El origen del río se da cuando dos piedras, una alcalina y otra arcillosa se encuentran. Y esto es precisamente lo que ocurre en esta zona del sureste de Londres creando una línea en dirección oeste, comenzando en Croydon, pasando por Wallington, Carshalton y Esher.


Cuando estas rocas alcalinas y arcillosas se encuentran a lo largo de esta línea este oeste, las aguas contenidas en los acuíferos salen a la superficie creando el manantial del río. Algo maravilloso.


Existen varias teorías sobre su fuente. Una es que comenzó en una aldea llamada Merstham en Surrey, al sur de la M25, pero que luego fue capturada por el rio Mole. Esto claro ocurría en una época remota, la edad de hielo, comenta la página web de la organización medioambiental.


En esa época la superficie alcalina estaba congelada y por lo tanto el agua que provenía del calentamiento del sol no era absorbida por el subsuelo sino que corría inundando los valles. Hay evidencias físicas de esos valles en zonas como Coulsdon.


Ahora hay otras cosas que afectan al río. Una es que cada vez más el agua de los acuíferos es usada para consumo humano y estos se han ido secando.


Las construcciones de viviendas y el desarrollo urbano, también han hecho que muchas de estas corrientes queden subterráneas y no vuelvan a fluir a la superficie.


La caminata

Descubrí el río por casualidad, haciendo deporte. Luego supe de la existencia de Wandle Trust, en la biblioteca principal de Sutton cuando promovían caminatas a lo largo del mismo. Así que participé de la primera.



Fue una experiencia muy interesante desde todo punto de vista: el grupo de caminantes, del cual obviamente hicieron parte personas vinculadas a Wandle Trust como el oficial de Educación David Gill y quien llevó la voz cantante del recorrido. Miembros de la comunidad, voluntarios, geólogos, químicos, profesores de yoga, quienes han colaborado con la organización por varios años.


Partimos de los estanques de agua de Carshalton, previas instrucciones de seguridad por parte de David y sus colaboradores y de entrega de material ilustrativo de acompañamiento con fotografías que incluyen copias de pinturas históricas del área, documentos, mapas, personajes ilustres y vida cotidiana.


La charla de David fue amena, bien documentada y relajada.


-¿Qué saben ustedes de estos “ponds”? preguntó.


- Que son hechos por el hombre respondió alguien del grupo. Efectivamente los estanques fueron establecidos a finales 1700. En un grabado de Willian Ellis realizado en 1800 ya se podían ver.


También sabemos que se secan a menudo, como ocurrió en marzo de 2017. Esto debido a que Sutton and East Surrey Water (SES) paró de bombear agua a los estanques. SES es responsable de proveerles agua enviando diariamente un millón de galones para alimentarlos. Esta agua luego va al río Wandle que también es alimentado por separado, o de lo contrario el agua se filtraría por la base de los estanques. En realidad se necesitan casi 8 millones de galones diarios para alimentar el río.


Una de las razones para suspender el suplemento este año es porque el agua se necesitaba para el consumo humano, ya que la población del área está en permanente crecimiento.


En la proximidad y como parte del conjunto, hay una cascada, creada durante la Época Victoriana para dar un efecto dramático. El agua que viene de la cascada va al río Wandle que comienza ahí. SES también lo alimenta desde este punto.


Aquí hay especies únicas de pájaros, anfibios e insectos y entre ellos una fiel garza que se puede ver a lo largo del año.

El arte y la historia


Durante nuestro recorrido paramos en varios sectores como Honeywood que hoy es un museo con documentos y materiales artísticos de valor y que reviven la historia local. El exterior de Honeywood parece una casa eduardiana, pero en el centro hay un edificio del siglo XVII de yeso y pedernal.



También paramos en Westcroft que ahora es un centro deportivo. Antes había agua en ese sitio y alimentaba un molino que estaba a un kilómetro. El agua venía del canal de Westcroft.


En 2014 se inundó esta área otra vez, pero normalmente está seco.


El recorrido también estuvo documentado por copias de pinturas que muestran que en la calle principal de Carshalton había un río, como lo ilustran algunas pinturas de William Tatton Winter y otros cuadros de autores no conocidos realizados en 1935 y que describen la pintoresca vía con el agua corriendo.


Pasamos por sitios históricos como el pozo de Ana Bolena y otros lugares históricos de valor para la localidad y para Inglaterra. Esperamos el siguiente recorrido.