24 °C
Londres

Tras ola de ataques con ácido y robos: Trabajadores de Deliveroo rechazan entregas en algunas áreas de Londres

|


  • La empresa Deliveroo ha anunciado nuevas medidas para garantizar que sus trabajadores estén a salvo en Londres.
  • Los trabajadores Deliveroo se niegan a desplazarse a ciertas partes de Londres después de una serie de ataques con ácido y robos.

Por Ulysses Maldonado

La compañía ha revelado que en tres semanas, 71 de ellos no han aceptado algunos requerimientos en Londres, y siete se han ofrecido a ir a lugares alternativos tras expresar preocupaciones por su seguridad.


El 14 de julio, dos sospechosos de ciclomotores atacaron a cinco motociclistas en el este de Londres, con ácido durante un período de 90 minutos.


En uno de los últimos ejemplos impactantes de ácido utilizado como arma, se cree que los sospechosos utilizaron la sustancia corrosiva para lesionar a los corredores e intentar robar sus vehículos.


En un intento de tranquilizar a los trabajadores, la empresa de entrega de alimentos ha implementado medidas de seguridad incrementadas que incluyen personal de apoyo especializado y cámaras en el casco para las motos.


Quienes operan en Hackney - el escenario de los recientes ataques - han sido invitados a reunirse con el Concejo junto a representantes de la Ambulancia Aérea y la Policía para discutir los peligros que enfrentan.


Se marcará el lanzamiento de la unidad de la empresa para educar a los conductores de entregas sobre qué hacer si se convierten en víctimas de la delincuencia.


"Haremos todo lo que podamos para proteger a nuestros pilotos y hemos puesto en marcha nuevas medidas para que puedan informar cualquier preocupación que tengan o incluso trasladarse a trabajar en otra área si se sienten inseguros", dijo Dan Warne, Director General de Deliveroo UK.


"Estamos trabajando estrechamente con la Policía y los Concejos locales, asimismo estamos compartiendo toda la información que nuestros pilotos nos dan para ayudar a combatir el crimen contra ellos".


"Esta es la razón por la que estamos implementando nuevas medidas como nuestra aplicación, y cámaras montadas en 

el casco - estas nos permitirán trabajar juntos, compartir información y llevar a los criminales a la justicia".


Un mensajero de reparto de comida en moto descubrió los riesgos que enfrentan los conductores, diciendo: "No estamos seguros en cualquier lugar de Londres".


El estudiante de publicidad, Cleber Mauri, de 30 años, dijo que las amenazas de violencia contra los conductores se habían convertido en una ocurrencia diaria y pidió a la policía que se le concedieran más poderes para atacar a los ladrones.


Dijo: "Definitivamente se ha vuelto más peligroso, no nos sentimos seguros en Londres, incluso durante el día”.

"Los ladrones nos molestan todos los días. Amenazándonos con cuchillos, líquidos sospechosos en botellas. Un tipo que conozco fue atacado hace tres semanas con ácido en la cara”, agregó.


Mauri, que se trasladó a Londres desde Brasil y combina su trabajo de entrega con sus estudios, dijo que la estrategia de Deliveroo era un paso en la dirección correcta.


Él dijo: "Puede ser útil porque tendremos a alguien a quien llamar en una emergencia, pero no creo que las cámaras de casco ayuden. Los ladrones no tienen miedo, no les importa mostrar sus rostros. Para ser honesto, la empresa no puede hacer mucho, debe venir de la policía. Necesitan saber que tienen el apoyo para poder perseguir a los ladrones".


A pesar de la atención de los medios de comunicación sobre la seguridad de los conductores de entregas, el señor Mauri dijo que había recibido poco en el proceso de apoyo. Ahora trabaja para una empresa de mensajería de comida diferente en la capital.


Él dijo: "Sólo quieren que sus órdenes sean entregadas y si no lo hacemos no ganamos el dinero suficiente para cubrir los gastos”.


"También nos penalizan si cancelamos una orden. Me han penalizado esta semana porque me negué a ir a algunas zonas, como Dagenham y Rainham, ya que son los lugares más peligrosos del este de Londres".


Los jefes de Deliveroo también han instalado una nueva función en la aplicación que permite a los usuarios anotar problemas de seguridad. A continuación, se señalizará a las autoridades locales de la zona”.


Las medidas se están introduciendo sólo semanas después de que cientos de conductores de entregas de ciclomotores se reunieran en Westminster en una acción que protestaba contra los peligros del ácido.