18 °C
Especiales

El valor del viaje a Europa para los migrantes se dispara

|



Por José Antonio Sierra

El coste del viaje a Europa de los migrantes se ha disparado en el plazo de un año y cada vez es más frecuente que paguen más de 5.000 dólares (unos 4.250 euros) por persona en su trayecto, según un estudio de la Organización Internacional para las Migraciones (IOM), la agencia migratoria de la ONU.


El estudio se basa en las entrevistas realizadas a inmigrantes llegados a Europa entre enero y junio de 2016 y enero y junio de 2017 y de ellas se desprende que hasta el 35 por ciento ha tenido que gastar más de 5.000 dólares en la travesía, mientras que en 2016 ese porcentaje era solo del 16 por ciento.


En el siguiente tramo, los que han tenido que gastar entre 1.000 y 5.000 dólares, están en 2017 un 59 por ciento de los inmigrantes, mientras que en 2016 eran el 78 por ciento. Un tercer tramo, los que gastaron menos de 1.000 dólares, ha bajado del 5 al 2 por ciento.


Los emigrantes afganos, sirios y paquistaníes son los que tienen que pagar un precio más alto. En concreto, un 7 por ciento de los ciudadanos de Siria pagaron más de 5.000 dólares por el viaje en 2016, pero el porcentaje se dispara en 2017 hasta el 57 por ciento. En el caso de Afganistán también se ha elevado el coste y están por encima de los 5.000 dólares un 44 por ciento de los que han conseguido llegar a Europa, cuando en 2016 era el 26 por ciento.


En cuanto al destino de la migración, Alemania sigue siendo el país más deseado (65 por ciento en 2016), pero la preferencia ha caido drásticamente en 2017, con un descenso hasta el 28 por ciento. El segundo destino es Francia, que pasa del 4 al 14 por ciento, seguido de Suecia (del 4 al 10 por ciento) e Italia (del 4 al 7 por ciento). Un 41 por ciento afirma aspirar a llegar a otros países europeos, cuando en 2016 era el 23 por ciento. Entre ellos destacan Noruega, Austria o Dinamarca.


El país de destino varía significativamente dependiendo del país de origen del emigrante. Así, los sirios han cambiado radicalmente sus preferencias: en 2016, el 81 por ciento querían alcanzar Alemania, pero en 2017 era el 23 por ciento. Mejoran fundamentalmente en sus preferencias Suecia (6 al 29 por ciento).


Por último, el estudio revela que en 2016 un 42 por ciento de los migrantes no tenían familiares en el país de destino, mientras que en 2017 la cifra asciende hasta el 47 por ciento.


*Fuente La Región Internacional