26 °C
Reino Unido

'T-charge' de £ 10 comenzaría en tres meses

|



Por Ulysses Maldonado

Los avisos en el metro se han puesto para resaltar a los automovilistas que el impuesto de £10 al día, para combatir el aire tóxico, comenzará a partir del 23 de octubre. Se aplicará entre las 7 a.m. y las 6 p.m. los días laborables a los coches registrados antes de 2006.


El Señor Khan dijo: "Es una vergonzosa realidad que los niños de la capital respiran aire tan sucio que afecta el desarrollo de sus pulmones”.


"Quiero poner en marcha este cambio necesario para que los automovilistas abandonen sus antiguos diésel sucios y de gasolina contaminante".


Los vehículos diésel, en particular, son culpados por los niveles de dióxido de nitrógeno que está por encima de los límites legales medios anuales de la UE, esto se da en cerca de 50 áreas de Londres en lo que va del año; así lo revela el monitoreo del King's College de Londres. Sin embargo, estas cifras podrían cambiar en los próximos meses.


Los puntos negros incluyen Marylebone Road en Westminster, Beech Street en la city, King's Road y Knightsbridge, en Kensington y Chelsea, Putney High Street, Shepherd's Bush y Euston Road en Camden.


El objetivo del Alcalde es tener el "estándar de emisiones más claro de cualquier ciudad del mundo" con el fin de hacer frente a la calidad del aire y "la crisis de salud" que hay en la capital.


Una Zona de Ultra Baja Emisión será introducida en 2019 en el centro de Londres, con un cargo de £12.50, antes de ser ampliada a las north y south circular, con la tasa establecida que será menor para la zona más amplia.


Pero algunos diputados están advirtiendo contra la penalización de los conductores de automóviles diésel que fueron alentados a comprar sus vehículos desde principios de los años 2000, cuando el Partido Laborista estaba en el poder, como parte de los movimientos para hacer frente al cambio climático.


El Señor Khan dijo que "entendió" estas preocupaciones y está presionando para que un programa de desmonte de diésel dirigido subvencione a familias de bajos ingresos para que cambien a modelos más limpios.


El secretario de Medio Ambiente, Michael Gove, señaló que puede respaldar un esquema de desmonte limitado para la capital, al revelar los planes del Gobierno de lidiar con altos niveles de NO2.


Dijo que la venta de nuevos vehículos de gasolina y diésel estaría prohibida a partir de 2040.


Sin embargo, los expertos han cuestionado si Gran Bretaña será capaz de generar suficiente electricidad para entonces para que el parque automovilístico sea alimentado por electricidad.