22 °C
Reino Unido

“Necesitamos acciones para eliminar los autos diésel ahora”

|



El ministro de gabinete, Michael Gove, dijo que los vehículos diésel podrían ser prohibidos de algunas carreteras en Gran Bretaña, pero fue acusado de no hacer lo suficiente para enfrentar el escándalo del aire tóxico.


Por Ulysses Maldonado

El Secretario de Medio Ambiente dio a conocer el esperado plan de calidad del aire del Gobierno, que incluía una serie de medidas para hacer frente al aire contaminado.


La clave de la estrategia fue centrarse en acciones específicas para controlar más de 80 puntos negativos específicos de contaminación, alrededor de la mitad de los cuales se encuentran en Londres.


Pero el Alcalde de Londres, Sadiq Khan, los ecologistas y algunos expertos en automoción, acusaron al Secretario Gove de no cumplir con lo que se necesita para tratar con rapidez el aire tóxico, que deja un número de 9.000 muertes al año en la capital.


Gove también hizo un anuncio del gobierno sobre la revolución de los vehículos de ultra baja emisión, al enfatizar que se prohibiría la venta de nuevos automóviles diésel y gasolina a partir del 2040.


Rechazó las advertencias de que habría falta de infraestructura eléctrica, incluyendo plantas de generación de energía y puntos de recarga, para que los automóviles de Gran Bretaña dejaran los de gasolina y diésel.


"Como dijo la Señora Thatcher una vez: 'no hay alternativa'", dijo a la emisora BBC.


"No podemos continuar con los coches diésel y de gasolina, no sólo por los problemas de salud que causan sino también porque las emisiones que ocasionan significarían que aceleraríamos el cambio climático".


Cuando se le preguntó específicamente si los vehículos diésel podrían ser prohibidos en ciertas calles en los próximos años para lidiar con la mala calidad del aire, dijo: "Sí. Podría incluir en determinadas zonas restricciones particulares a los conductores, pero de manera crítica es para que las autoridades locales elaboren planes".


Sin embargo, se mantuvo dudoso sobre si tales prohibiciones se introducirían como lo dijo el Señor Gove, aunque no descarta otras medidas polémicas, tales como más sistemas de cobro como el que se introdujo en Londres con el T-cargo de £10 por día a partir de octubre y la Zona de Ultra Baja Emisión a partir de 2019.


"El cobro es un instrumento contundente que podría llevarnos al cumplimiento", dijo.


"Sin embargo, en lugar de utilizar ese instrumento contundente, prefiero utilizar una serie de intervenciones porque creo que es más justo para los conductores, pero también es probable que sea eficaz, más rápidamente en las áreas que importan".


Señaló que puede apoyar un esquema de desmonte limitado en la capital para ayudar a las familias de bajos ingresos a abandonar sus coches diésel, pero se opuso a una amplia gama, subrayando que tales medidas eran en general de mala relación calidad-precio. Pero el Señor Khan dijo: "Un compromiso medio del Gobierno simplemente no es lo suficientemente bueno”.


"Necesitamos un fondo de retiro de diésel completamente financiado ahora para sacar vehículos contaminantes de nuestras calles inmediatamente, así como nuevos poderes para que ciudades de todo el Reino Unido puedan tomar las medidas necesarias para limpiar nuestro aire".


El Gobierno promete más de £200 millones para que los ayuntamientos apliquen estrategias contra la contaminación, como la limpieza de sus flotas de autobuses y los cambios en el diseño de las carreteras.


La Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores enfatizó en que la industria automovilística y los automovilistas necesitarían tiempo para ajustarse.


El presidente ejecutivo de SMMT, Mike Hawes, dijo: "Actualmente, la demanda de vehículos con combustible alternativo está creciendo, pero todavía está a un nivel muy bajo”.


"La industria en cambio quiere un enfoque positivo que otorgue a los consumidores incentivos para comprar estos automóviles. Podríamos socavar el exitoso sector automotriz del Reino Unido si no dejamos tiempo suficiente para que la industria se ajuste", concluyó.