15 °C
Londres

Residentes de Haringey no son consultados sobre reconstrucción

|


Por Ulysses Maldonado

Mick Larkin dice que tuvo malas experiencias con el constructor Lendlease en el sur de Londres.


“Yo vivo en el Northumberland Park Estate y me gustaría refutar los comentarios del Concejal, Alan Strickland, sobre la "regeneración", lo que Haringey Council está haciendo y lo que los residentes realmente quieren”, afirmó.


“Soy arrendatario y he vivido aquí desde 2001. No he tenido ninguna consulta significativa sobre los planes. De hecho, nadie que conozca ha recibido incluso una información clara sobre cuáles son los planes.


Casi toda la información dada a los residentes ha venido del grupo de la campaña que protesta contra la reconstrucción, pero no de Haringey. Hubo una encuesta hace algún tiempo que hacía preguntas muy generales sobre mejoras, pero no había especificaciones.


Por supuesto que queremos mejorar nuestra zona - ¿quién no? Pero eso no es lo mismo que querer que sea demolido y vendido”.


Agregó que no sabe cómo esto lo afectará personalmente o cuándo debe mudarse. “El rumor es que los arrendatarios obtendrán el valor de mercado más el 10%, pero ¿quién decidirá qué valor del mercado es? Una mirada rápida a varios sitios web parece demostrar que el valor de las ventas de las propiedades del ex-concejo en Tottenham está bajando”.

El Concejal Strickland parece presumir en su afirmación de que esta decisión se está haciendo para el beneficio de la gente local, pero “no puedo ver cómo se benefician mis vecinos o yo”. Dice Susan Smith



“El Concejal Alan Strickland no indica en su carta si la encuesta de Soundings que menciona fue comisionada por el consejo de Haringey o por el constructor Lendlease.


Asistí a muchos de los acontecimientos de la "consulta" sostenidos por los sondeos en nombre de Lendlease con respecto a la reconstrucción del estado de Heygate en Southwark. Encontré sus métodos condescendientes y manipuladores. Las agendas y las reuniones eran fijadas por ellos y cualquier persona sin el tiempo y la energía no podría continuar”.


“Se trató de un solo proyecto donde temas de viabilidad financiera, asequibilidad y vivienda social fueron todos ignorados. El color de los ladrillos y la conservación de algunos árboles fueron las únicas contribuciones permitidas”, concluyó la habitante del sector.