7 °C
España

Se destaca el papel de la Costa del Sol

|






Por José Antonio Sierra

El presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, ha destacado el protagonismo de la Costa del Sol en turismo idiomático, segmento en el que se ha consolidado como líder a nivel de España.


Bendodo ha participado en una mesa redonda sobre turismo idiomático, organizada en el marco de la Reunión de Directores del Instituto Cervantes.


Junto a Bendodo han intervenido también el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el director académico del Instituto Cervantes, Richard Bueno, y la presidenta de FEDELE (Federación Española de Asociaciones de Escuelas de Español para Extranjeros), María del Carmen Timor. Ha actuado como moderador el director del Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet.


Elías Bendodo ha apuntado que el aprendizaje y el perfeccionamiento del español es un destacado recurso turístico y se suma a las potencialidades y fortalezas de la Marca España. De hecho, se estima que el país recibe más de 200.000 estudiantes de español cada año, de los que 30.000 acuden a Málaga.


Además, se ha referido a que, en la Costa del Sol, se trabaja, desde hace años, en la estrategia de identificar nuevas oportunidades de negocio para ampliar la oferta de nuestro destino.


“En este sentido, desde la Diputación de Málaga, desde Turismo Costa del Sol, hemos realizado una apuesta por el turismo idiomático como nuevo yacimiento que nos permita crecer, también en la temporada de otoño e invierno”, ha añadido.


La provincia cuenta, actualmente, con 28 centros de enseñanza de español para extranjeros (de los que 23 están acreditados por el Instituto Cervantes), lo que supone cerca de la mitad de la oferta de Andalucía y el 15% del total de los de España.


En lo que respecta a su distribución geográfica, la capital malagueña concentra 16 de ellos. Detrás le sigue Marbella con cuatro centros. Dos centros se hallan en cada uno de los municipios de Benalmádena, Ronda y Nerja. Y, finalmente, Frigiliana y Rincón de la Victoria acogen un centro de enseñanza cada uno.


Además, en cuanto a los servicios turísticos de estos centros, Málaga se encuentra en vanguardia, con un extraordinario servicio de alojamientos, de tránsfers y de oferta variada de actividades culturales y de ocio.


Lo mismo ocurre con la oferta formativa, ya que las escuelas de la Costa del Sol tienen mayor diversidad de cursos que la media nacional.


Perfil del turista

Durante 2016, casi 30.000 personas llegaron a la provincia gracias al turismo idiomático. Y el presupuesto medio del viaje se sitúa en 2.542,68 euros, con un gasto medio de 93,74 euros al día. Así las cosas, la producción total que esto ha generado asciende a casi 112 millones de euros, de los que el 56,3% es de producción directa y el restante 43,7% corresponde a la producción indirecta e inducida.


Estos números se traducen, igualmente, en el empleo. Se han generado en torno a 1.510 puestos de trabajo alrededor del turismo idiomático.


Por lo que se refiere al perfil del turista idiomático, en cuanto a su procedencia, el mercado alemán es el más numeroso, seguido de los turistas de Reino Unido e Italia. En un segundo grupo se hallan los países nórdicos, además de Holanda, Francia, Rusia y Estados Unidos.


Es significativa también la media de edad, que es muy baja. Más de la mitad de los turistas idiomáticos está por debajo de los 18 años de edad. El intervalo de 18 a 29 años también alcanza una cuota importante, con más de una quinta parte. Esto significa que la media de edad del turista idiomático en la Costa del Sol es de 22,7 años.

Además, tres de cada diez turistas escoge alojarse con una familia. Es la principal opción elegida. Y la estancia media de este turista se cifra en 27,1 días, aunque es cierto que el intervalo de estancia de cuatro de cada diez estudiantes es de 9 a 15 días.


Los estudiantes valoran especialmente el método de enseñanza, la relación calidad-precio, el material docente y el profesorado, todos con puntuaciones cercanas al 9 sobre 10.


El presidente de la Diputación ha resaltado que las principales fortalezas de nuestro destino para el desarrollo del turismo idiomático son el clima, la oferta cultural, la hospitalidad de la ciudadanía, la conexión aérea y la calidad de vida de la Costa del Sol. Sin embargo, suponen debilidades lo poco conocido del destino, el déficit de reconocimiento y facilidades universitarias y el escaso apoyo institucional.


“Por tanto, esos son los aspectos que tendremos que ir reforzando y potenciando, estableciendo más sinergias entre la enseñanza del español y el turismo. Esto tiene, además, un efecto multiplicador, ya que no sólo atrae a los familiares de los estudiantes, sino que consigue la fidelización del turista que viene a aprender nuestra lengua”, ha precisado.