13 °C
Mundo

Tensa relación entre Alemania y Turquía

|



Por RT

Alemania y Turquía están vinculados estrechamente: millones de descendientes de turcos viven en territorio germano y millones de alemanes viajan a las playas y sitios históricos turcos. Además, casi 7.000 compañías alemanas, como la Deutsche Bank, Siemens y Volkswagen, entre otros, hacen sus negocios en Turquía, con un volumen comercial entre Berlín y Ankara de alrededor de 36.000 millones de dólares anuales.


Sin embargo, ahora ambos Estados experimentan un punto de ruptura en sus relaciones con una "escalada de la guerra de palabras sobre los valores democráticos", escriben Chad Thomas y Rainer Buergin para Bloomberg. Además, añaden que a finales de julio los dos miembros de la OTAN han llegado al peor momento de sus relaciones, después de que las autoridades turcas arrestaran a un grupo de activistas de derechos humanos, incluyendo a Peter Steudtner, un alemán que fue acusado por Ankara de apoyar a una organización terrorista.


Una respuesta contenida de Merkel

La canciller de Alemania, Angela Merkel, reaccionó de una manera bastante suave al respecto, destaca el medio. La mandataria afirmó que esta acción fue "absolutamente injustificada". El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, por su parte, prometió revisar la política de su país hacia Turquía. "No podemos continuar como antes", aseguró y añadió que tales políticas de Ankara "no quedarán sin consecuencias".


Asimismo, el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán publicó en la sección de viajes de su página web una advertencia con consejos para personas que viajen por motivos personales o comerciales a Turquía. Estas acciones y palabras de Berlín fueron calificadas por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan como algo "imperdonable" y prometió una represalia.


Por lo tanto, la mandataria teutona tuvo que adoptar una postura conciliadora respecto al arresto de Steudtner, teniendo en cuenta que solo quedan dos meses para las elecciones federales en Alemania y ahora la canciller no puede arriesgar las relaciones con su importante socio comercial. Además, los turcos representan la minoría étnica más grande de 

Alemania: en el país hay al menos de 3,5 millones de turcos que poseen la doble nacionalidad y pueden sufragar.


Ankara también sigue dependiendo de Berlín, debido a los miles de empleos turcos en las distintas compañías alemanas. Judy Dempsey, analista de Carnegie Europe, destacó que en este momento Erdogan podría "ganar muchos puntos" si "golpea" a Alemania en Turquía, pero añadió que "el precio será muy alto para ambas partes".


Pérdidas tangibles

El año pasado el número de visitantes extranjeros a Turquía disminuyó considerablemente en 10 millones de viajeros y solo en los primeros 5 meses de este año el número de alemanes que viajaron a Turquía (que habitualmente constituía uno de los porcentajes más altos de turistas en ese país) disminuyó un 25 %.


La escalada de tensión entre los dos Estados comenzó a principios de marzo, cuando el Gobierno de Ankara criticó duramente a Berlín por bloquear manifestaciones de turcos residentes en Alemania a favor del referéndum presidencial. Erdogan en aquel momento declaró que las acciones de las autoridades alemanas no eran "diferentes a las del período nazi" y señaló durante una manifestación en Estambul que Alemania no tenía "ninguna relación con la democracia".


Merkel en aquel momento pidió calma a Erdogan, mientras que Steffen Seibert, portavoz de la canciller alemana, solicitó a Ankara, al que calificó de un aliado "importante", que mantenga "la cabeza fría" e instó "conversar de una manera abierta y crítica", recordando "el sentido especial de las estrechas relaciones" entre Berlín y Ankara.


Finalmente, los periodistas de Bloomberg añaden que por lo visto ya existen indicios de que Alemania y Turquía tratarán de calmar la crisis en sus relaciones. El 24 de julio el Gobierno turco retiró su lista de supuestos partidarios del terrorismo que anteriormente había enviado a Berlín, y lo calificó como un "problema de comunicación".