9 °C
Especiales

El Pueblito Paisa optimista ante el futuro de su gente

|


Fotografía y texto Arelys Goncalves

Los comerciantes del mercado de Seven Sisters se esfuerzan desde hace varios años por mantener este espacio que regala día a día a todos los latinoamericanos un pedacito de su tierra. Pese a la amenaza de perder su segundo hogar, no desisten en su entusiasmo y siempre tienen una sonrisa para recibir a quienes visitan este popular pueblito paisa. Los platos típicos de la región, los productos más tradicionales y la mejor atención, todo en un mismo lugar para que la nostalgia se convierta en alegría y hacer frente a las advertencias de desalojo.


Este siempre ha sido el lema y continúa siéndolo tras tres semanas de audiencias llevadas a cabo entre el 11 y el 28 de julio. Durante ese periodo fueron presentadas cientos de páginas en documentación, análisis, argumentación y testimonios para demostrar el valor incalculable que para la comunidad tiene este mercado.


Balance positivo

Este martes 1 de agosto, desde el Pueblito Paisa Café, la representación legal de los comerciantes y varios de los empresarios que lideran esta lucha frente a la autoridad del Consejo de Haringey y la empresa Grainger, realizaron una rueda de prensa para dar a conocer el balance de lo que fue este proceso abierto en el Haringey Civic Centre.


La líder comunitaria Marta Hinestroza, en compañía de otros comerciantes, entre ellos Daniel Martínez y Manuel Peláez, destacó el esfuerzo y respaldo de quienes han confiado en la lucha de los que laboran en el pequeño centro comercial, especialmente las personas que participaron activamente en las audiencias como testigos, expertos y el equipo de abogados que ha llevado la defensa de esta causa. Adicionalmente, agradeció a la comunidad por apoyar en el financiamiento del caso, a través de numerosas donaciones.


Sin embargo, Hinestroza recalcó que además del desgaste físico que ha generado esta batalla desde sus inicios, el precio desde el punto de vista económico ha sido alto por lo que es esencial contar con un respaldo mayor de la gente para poder avanzar en la defensa los derechos de los comerciantes que hacen vida en el conocido mercado.

Para Hinestroza, uno de los puntos que deben llenar de orgullo a los latinos es que el esfuerzo que se ha realizado para ganarse el respeto de las autoridades locales ha valido la pena. Indicó que esta lucha ha servido para darle mayor visibilidad a la comunidad y dejar en alto la dignidad de los inmigrantes que trabajan y se sacrifican decentemente por un futuro mejor.



Un proceso emblemático

La representante legal de los comerciantes, Mónica Feria Tinta también destacó el coraje de los empresarios. Indicó que con los argumentos y los testimonios presentados se ha logrado mostrar el rostro humano de este problema, y probar que se estarían vulnerando los derechos de esta comunidad en vista de que la contraparte solo se ha concentrado en aspectos técnicos y no en los daños que causaría a los afectados.


Feria Tinta calificó este proceso como emblemático debido a que por primera vez en el Reino Unido la comunidad latina ha logrado demostrar su presencia como tejido social y su contribución al país. "Este proceso les ha permitido entender (a las otras partes) que el pueblo latino ha sido trabajador y mostrar que negocios familiares con mucha dedicación pueden ser exitosos". A su juicio, ha sido una oportunidad para exaltar "los valores latinoamericanos, entender lo que para nosotros es la familia y lo que son los sueños", dijo.


Considera que la participación de los comerciantes fue clave para evidenciar el valor de los espacios del mercado para los inmigrantes que han salido adelante junto a sus familias. Las primeras y segundas generaciones narraron sus conmovedoras experiencias de vida. "Aquí ellos han tenido la oportunidad de hablar español, de compartir sus raíces y de reencontrarse con su cultura", argumentó.



Otro de los puntos destacados durante su intervención fue el apoyo recibido por las Naciones Unidas. "Es la primera vez que la ONU se pronuncia de esta manera por algún tipo de amenaza contra la comunidad latina en un país y eso es bastante significativo". Explicó que no solo se trató de un pronunciamiento sino de tres oficinas: "la del Relator especial de minorías, la de Relator especial de cultura y el Working Group on Business and Human Rights".


Según dijo, desde este grupo se ha emitido una carta de cerca de 10 páginas donde le han planteado a la compañía Grainger que responda a una serie de preguntas. También enviaron una misiva al Ejecutivo del Reino Unido. "En otras palabras, es una internacionalización de este asunto y creo que eso sirve para evidenciar la seriedad de los planteamientos que los comerciantes han puesto en la mesa".


Feria Tinta se mostró optimista por los argumentos presentados. Explicó que la fase de investigación ha culminado y que ahora resta esperar una inspección y además del reporte que se entregará al Secretario de Estado para las comunidades. Será esta autoridad quien deba tomar una decisión.


La respuesta oficial podría confirmar o no la compra compulsiva, según advierte la abogada. De obtenerse un resultado contrario a las demandas de cualquiera de las partes, se puede llevar el caso a la Corte de Apelación y pedir una revisión judicial de la decisión, incluso podría llegar a la Corte Europea de Derechos Humanos. "Esperamos que no haya que llegar tan lejos y que sea tiempo de que la comunidad -después de tantos años de lucha- pueda finalmente vivir en paz y desarrollar su vida de manera tranquila", concluyó.