5 °C
Londres

Venezolanos en el Reino Unido se unen al grito de libertad de sus compatriotas

|


Arelys Goncalves

Pese a la distancia, la oposición venezolana radicada en el exterior no escapa al clamor de sus compatriotas que desde hace varios meses lideran manifestaciones de calle en contra del Gobierno de Nicolás Maduro. Para quienes han salido a protestar, el mandatario ha llevado al país a una dictadura que está sumiendo a la nación en un abismo de destrucción económica, política y social.


El pasado fin de semana, en varias ciudades del Reino Unido se llevaron a cabo acciones de calle como muestra de rechazo a la convocatoria presidencial que dio lugar a la creación de la Asamblea Constituyente, así como para expresar un contundente mensaje en contra de la represión de los cuerpos de seguridad hacia quienes manifiestan. En la capital británica, una representación del país suramericano se instaló desde tempranas horas del sábado 29 en las inmediaciones de la plaza Trafalgar para dar a conocer a los visitantes de este referente turístico la severa crisis que vive Venezuela.


En esta ocasión, la protesta promovida por el grupo Resistencia venezolana en Londres estuvo marcada por la escenificación de las constantes violaciones de los derechos humanos por parte de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). los manifestantes personificaron a un funcionario de la GNB que golpeaba y torturaba a una mujer vestida con los colores de la bandera venezolana y que cubría su rostro con una máscara antigás. La imagen de esta representación hacía alusión a algunas de las escenas que han recorrido las redes sociales en los últimos meses por la violencia policial y militar. Los cantos eran en rechazo a la violación de los derechos humanos y al sistema actual que consideran se ha transformado en una dictadura.



Otras ciudades como Edimburgo, Manchester y Bournemouth también se sumaron a la protesta. Un día después, durante la realización de las votaciones en Venezuela, se efectuaron también dos manifestaciones frente a la Embajada venezolana. De un lado estaba un grupo de simpatizantes del Gobierno con banderas venezolanas y cubanas, muchos de ellos ciudadanos de otras nacionalidades, mientras del otro lado estaba una representación en contra del oficialismo.


4 meses, más de 125 muertos

Desde el pasado 1 de abril, la mayoría de los estados del país se ha expresado en contra de la actual gestión gubernamental y de las medidas tomadas por el Tribunal Supremo de Justicia para anular las funciones de la Asamblea Nacional. Más de 125 personas han perdido la vida en estos enfrentamientos entre protestantes y efectivos y, en una gran proporción, las muertes han sido causadas por armas de fuego. Internacionalmente, varias organizaciones como la OEA, las Naciones Unidas, así como el Parlamento Europeo han criticado severamente la actuación de las fuerzas de seguridad y las medidas tomadas por el primer mandatario por considerarlas antidemocráticas y anticonstitucionales.



Según datos suministrados por la ONG, el Foro Penal Venezolano, red de abogados que brinda apoyo legal a los detenidos, solo el 30 de julio se produjeron 96 detenciones en todo el país. Hasta ahora se contabilizan más de 400 presos políticos. Durante la madrugada de este martes, los opositores Leopoldo López y el alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, quienes tenían casa por cárcel, fueron trasladados por el Servicio de Inteligencia Bolivariano (Sebin) nuevamente a una prisión.


Organizaciones políticas y defensoras de los derechos humanos han denunciado ante la Fiscalía y ante instituciones internacionales sistemáticas violaciones y torturas a los manifestantes y detenidos por parte de la Guardia y la policía bolivariana.