7 °C
Cultura

El Medical Museum también tiene mucho por mostrar

|



Por Lorena Beneitez

Desde las bibliotecas y los archivos del College of Optometrists (British Optical Association Library), Royal College of Physicians o Wellcome Library, por mentar tres lugares concretos, las horas de dedicación a la lectura nos aproximan hasta la medicina contemporánea y la ciencia biomédica.


Existen pequeños museos próximos a sistemas de gestión específicos pertenecientes al London Museums of Health and Medicine Group. Entidades culturales que resaltan el valor del capital humano, promueven determinadas actividades pedagógicas y el asociacionismo como claves del trabajo antes, ahora y después.


Los procesos de enculturación de enfermeras inmigrantes, las adaptaciones, las estrategias que utilizan para afrontar las dificultades, las emociones que se generan en las relaciones sociales, la xenofobia, las formas de comunicación, los factores multiculturales, los motivos de retorno o las experiencias laborales y personales forman parte de la antropología de la salud.


“Nuestro estudio es único en identificar las opiniones y las experiencias de enfermeras de 15 países diferentes en todo el mundo. Los resultados revelan que la compasión ni es tratada en la educación en enfermería ni se construye en el entorno de la práctica de los directivos”, International nursing review en español: revista oficial del Consejo Internacional de Enfermeras, 2016.


El óleo “Una sala del hospital durante la visita del médico jefe” (1889) del realismo social de Luis Jiménez Aranda en su momento revolucionó el pabellón español de la Exposición Universal de París, nos deja en la retina escenas de interior semejantes a las de hoy.


En la célebre calle de los médicos Harley Street en Marylebone fue directora sin sueldo, Florence Nightingale (1820-1910) conocida como “La Dama de la Lámpara” – conocemos retratos de la mano de su hermana mayor, la pintora Partenope-, en establecimiento para Damas Enfermeras de Londres. Cerca del puente de Westminster se encuentra el museo dedicado a la mujer revolucionaria, filántropa, científica y enfermera.


Fue en 1860 la primera mujer en entrar en la Sociedad Estadística -la primera en utilizar los gráficos estadísticos para persuadir a las autoridades a cambiar las estrategias-. El diagrama “Bat’s wing” lograría convencer al gobierno para cambiar las condiciones higiénicas de los hospitales de campaña. Revolucionó la sanidad con mujeres al cuidado de enfermos y dignificando la profesión por el mundo. Conoció nosocomios -“nosos” enfermedad y “komeo” cuidar- tanto franceses, italianos, holandeses, alemanes, turcos, egipcios. Planteó la “sala operativa” para facilitar la observación-supervisión. Lo contrario al Royal Victoria de Netley o el Hospital de Bamberg.


La carta en abierto “¡Pau Donés! ¿Qué haces aquí?” (Jarabe de Palo, 2015) el lado humano del humano.

Para conocer más visite www.medicalmuseums.org