13 °C
Miscelánea

¿Cuándo surgieron los perros?

|


Redacción


Un reciente estudio publicado en la revista Nature Communications, asegura que los perros surgieron una única vez, y que además nacieron entre 20 mil y 40 mil años atrás. En ese mismo grupo están los ancestros de todos los canes modernos que hoy nos acompañan, desde los chihuahuas a los San Bernardo.



Estos resultados contradicen un controvertido estudio que se ha realizado ante, que se dio a conocer el pasado año en la revista Science, el cual señalaba que los perros fueron domesticados dos veces, de forma independiente, a partir de dos poblaciones de lobos separadas, probablemente ahora extintas, que vivían en lados opuestos del continente euroasiático.



Según explica ABC.es, situar el origen mismo de la domesticación del perro es todo un reto debido a pruebas aparentemente contradictorias o incompletas. Una mandíbula de 14.700 años de edad es el fósil más antiguo indiscutible de un perro domesticado (Canis lupus familiaris), pero los restos de los canes se remontan hasta hace 35.000 años. Los datos genéticos muestran que los antepasados de todos los perros modernos se dividieron en dos poblaciones: una que dio origen a las razas de Asia Oriental y otra que se convertiría en los modernos perros europeos, surasiáticos, asiáticos centrales y africanos. A pesar de esto, los investigadores aún no pueden determinar cuándo ocurrió esta división. Y no pueden ponerse de acuerdo si los perros fueron domesticados una o dos veces.



El paleogenetista Krishna Veeramah y su equipo de la Universidad Stony Brook de Nueva York, estudiaron en la última investigación los genomas de los fósiles de perros del Neolítico que se encuentran en diferentes partes de Alemania, uno del comienzo del período, hace unos 7.000 años, y otro de 4.700 años. También examinaron una muestra de perro de 4.800 años de antigüedad que se encuentra en Irlanda. Entonces compararon estas secuencias de genomas antiguos con datos genéticos de un total de 5.649 canídeos, incluyendo perros y lobos modernos.



Estos investigadores estiman que los perros y los lobos divergieron genéticamente entre 36.900 y 41.500 años atrás, y que los perros orientales y occidentales se dividieron hace entre 17.500 y 23.900 años. Debido a que la domesticación tuvo que haber ocurrido entre esos eventos, el equipo la sitúa en algún lugar de 20.000 a 40.000 años atrás.



Para los autores estas fechas cuestionan la necesidad de una explicación de domesticación de origen dual que fue sugerida en el estudio de Science. Dicho trabajo comparó secuencias genéticas de 59 perros antiguos, así como un canino neolítico de Irlanda, y fijó la división entre perros orientales y occidentales entre 6.400 y 14.000 años atrás. El equipo sugirió que debido a que la división se produjo miles de años después de la primera aparición conocida de los perros en Europa y Asia Oriental, debían de haberse producido dos casos de domesticación que ocurrieron alrededor de la misma época.



En este último estudio los autores reconocen que su trabajo no resolverá el debate sobre cuándo y dónde se originó el mejor amigo del hombre, pero sí creen que al analizar más ADN antiguo se resolverá el problema. Veeramah, cuya investigación se centra principalmente en los seres humanos antiguos, dice en la web de la revista Nature que aprender más sobre los orígenes de los perros modernos puede ayudarnos a entendernos a nosotros mismos, ya que “los perros y los humanos tienen una importante historia juntos”.