17 °C
Reino Unido

El buque a vela más grande de Latinoamérica llega por primera vez a Londres

|



Fotos y texto Arelys Goncalves

Este lunes en horas de la tarde llegó a Londres el imponente buque Escuela B.A.P Unión. Se trata de la embarcación a vela más grande de América Latina y la segunda en el mundo, que visita por primera vez la capital británica en donde cumplirá con una agenda de compromisos con la Marina Real, las autoridades del Gobierno británico y representantes de la Organización Marítima Internacional. La comunidad peruana y el público en general tendrán la oportunidad de abordar el nuevo buque que estará abierto para visitas este 27 y 29 de julio, a partir de las 10 de la mañana.


El B.A.P Unión ya ondea su bandera en West India Docks, Canary Wharf, y lo hará hasta este fin de semana, antes de continuar su trayectoria por varias ciudades europeas. Es el segundo viaje que emprende la embarcación y su visita coincide con la fiesta nacional del Perú, el 28 de julio. Aunque ese día estará cerrado al público, este jueves y sábado los nacionales, la comunidad latina y los visitantes locales podrán conocer las instalaciones de este velero escuela de la Armada peruana.



Una visita histórica

A su llegada, después de las tres de la tarde, el embajador del país suramericano en el Reino Unido, Claudio de la Puente, junto a la delegación diplomática y a representantes de la Marina de ambos países, dio la bienvenida a los oficiales de la embarcación liderada por el comandante Franz Bittrich. Al son del baile la marinera, los cadetes y sus superiores fueron recibidos en Canary Wharf en su primera estadía en Inglaterra.


En conferencia de prensa, el comandante Bittrich manifestó su emoción por emprender este trayecto, el segundo realizado por la embarcación desde su inauguración en julio de 2016 cuando decidieron empezar su entrenamiento con un corto viaje en el mar Caribe. En esta ocasión, los integrantes del buque, entre oficiales, cadetes y tripulación, salieron de las costas peruanas el pasado 11 de mayo para visitar 15 puertos en 11 países. El recorrido incluye varias ciudades de América Latina, Estados Unidos y Europa.


Por su parte, el embajador destacó la importancia de la visita de la que considera como "una emblemática e icónica embarcación de la Marina del Perú". Subrayó el valor emotivo para la delegación la presencia del buque en Canary Wharf y "poder recibir a los oficiales y cadetes que traen un mensaje de paz, cooperación y amistad para el Reino Unido".



De la Puente habló de la trascendencia histórica de la navegación para su país, un aspecto que se ha reflejado en el BAP Unión con la imagen del marinero Inca Tupac Yupanqui en la parte frontal del buque. "Toda esa tradición de navegantes se encierra en el Unión. No solamente la Marina, sino el país entero está orgulloso de tener este buque de cuatro mástiles, el segundo en su estilo en el mundo entero y el primero en Latinoamérica". Recalcó, además dijo: "una razón especial para estar orgullo es que ha sido construido en los Servicios Industriales de la Marina del Perú (SIMA)".


Un buque con sello peruano

El capitán del navío, Franz Bittrich, manifestó su satisfacción por el éxito que hasta la fecha ha tenido la travesía y por tener la oportunidad de estar al frente de este velero de alto reconocimiento internacional."Para mí es maravilloso ser el capitán de este barco porque yo lo construí. Trabajé en SIMA por dos años y estuve a cargo de todos los mástiles y de las velas, lo que quiere decir que este buque es como mi hijo", recalcó emocionado.


Adicionalmente, explicó que entre las misiones del BAP Unión está el proceso de formación de los estudiantes, pero también su labor como Embajada itinerante: "navegamos alrededor del mundo representando al país y ahora ustedes están en una pequeña parte de Perú", dijo a los asistentes.


En el 2015 se inició la construcción de este velero y ya en enero del 2016 se había culminado el proceso por lo que en julio de ese mismo año pudo realizar su primer viaje que culminó en el mes de octubre. Se trató de una experiencia "no muy ambiciosa", comentó el comandante, en comparación con la que están viviendo en estos meses. Sin embargo, admitió que todavía continúan ajustando las funciones de la embarcación: "en este viaje todavía estamos haciendo algunas pruebas. Creo que tal vez por los próximos cinco o seis años estaremos haciendo algunos cambios, estamos tratando de tener una embarcación muy buena".




Esta segunda travesía ha sido considerada como una oportunidad para exhibir el buque en otros países. "Decidimos cruzar el océano Atlántico para mostrar el barco en los puertos que consideramos los más importantes para los intereses del Perú. Decidimos por eso pasar por Inglaterra, Alemania, Francia, Holanda y España. Para visitarlos", detalló.


El buque de 115 metros de largo tiene capacidad para 257 personas y "en este momento está con 246, entre ellos tres oficiales extranjeros y cuatro invitados nacionales", Precisó Bittrich. Tal como describió, se trata de una embarcación de muy reciente construcción, capaz de ofrecer diferentes servicios a sus miembros. En sus palabras, "el barco es como una pequeña ciudad", en la que se puede incluso practicar una operación si es necesario.


Primer lugar en Canadá

En sus previas escalas, el buque escuela ha contado con grandes recibimientos. En la ciudad de Boston tuvo más de 25 mil visitas en cuatro días. A su paso por la ciudad de Charlottetown se llevó el primer lugar en la competencia Rendez-Vous 2017 Tall Ships Regatta, realizada para celebrar los 150 años de Canadá. "Para nosotros fue una experiencia muy buena porque fue la primera vez que el Unión participaba en una regatta y ganamos", comentó Bittrich. Al BAP Unión le tocó disputar el primer puesto con el buque Escuela de Guardacostas Eagle, de Estados Unidos, lo que significó un gran desafío.



En la competencia también participaron el buque Escuela Guayas de Ecuador, el Esmeralda de Chile y el Alexander von Humboldt de Alemania, entre otros. En total, participaron en la carrera más de 20 veleros de 14 países.

Luego de su estadía en Londres, el buque continuará su viaje que lo llevará a los puertos de Hamburgo, Rotterdam, Le Havre, La Coruña, Lisboa, Cádiz, Santa Cruz de Tenerife. Luego, cruzará el océano Atlántico hasta Santo Domingo, en donde seguirá el viaje de regreso que culminará el 7 de noviembre de este año.