16 °C
Londres

Residentes de Southwark están preocupados:Por nuevas medidas en materia de seguridad

|


Los centros de atención podrían cerrar en las estaciones de policía de Peckham y Southwark, mientras que Kennington y Camberwell podrían ser vendidos de acuerdo con los planes del Alcalde.


Por Ulysses Maldonado

Los residentes de Southwark podrían perder tres mostradores frontales de la estación de policía como parte de las medidas de reducción de costos para bombear £10 millones de libras de vuelta a la policía de primera línea.


Los mostradores podrían cerrarse en las comisarías de policía de Peckham y Southwark si los planes del proyecto, anunciados por el Alcalde de Londres, Sadiq Khan, son aprobados.


Además, las estaciones de policía de Camberwell y Kennington podrían ser vendidas, y otros edificios utilizados por la policía en Southwark podrían ser "eliminados o abandonados".


Para el mes de mayo, la comisaría de policía de Peckham tenía, en promedio, 2.1 delitos reportados cada día, mientras que Southwark tenía 1.5, y Kennington tenía 0.8.


El mostrador de la estación de policía de Walworth, que tuvo 3,2 delitos reportados en promedio cada día en mayo, permanecería abierto.


El alcalde inició una consulta pública sobre el proyecto de planes para reducir el número de mostradores de la policía en Londres y dar 10 millones de libras adicionales, equivalentes al costo de 170 policías, a la policía de primera línea en la capital.


Dijo que los recortes del gobierno a los servicios de la Policía Metropolitana lo habían dejado sin "ninguna opción" para tomar estas medidas drásticas.


Se espera que los mostradores frontales de cierre de toda la localidad recauden £170 millones y entreguen ahorros de 10 millones de libras cada año, lo que podría ser utilizado para liberar a los oficiales para que pasen más tiempo en sus comunidades.


El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo: "Los enormes recortes del Gobierno al Servicio de Policía Metropolitana no nos han dejado más opción que tomar medidas drásticas para proteger la primera línea de la policía”.


"Mi máxima prioridad es mantener a los londinenses a salvo, y cada libra ahorrada al cerrar un mostrador frontal es una libra de ahorros que no tenemos que encontrar reduciendo la línea de frente”.


"Al liberar a los oficiales y acercarlos a sus comunidades, podrán pasar más tiempo al ritmo de los asuntos que más importan a los londinenses, como el crimen con armas blancas, el comportamiento antisocial, el extremismo y el abuso doméstico”.


"Seguiremos siendo capaces de mantener un servicio de mostrador de 24/7 en cada comunidad y están mejorando los servicios telefónicos y en línea que los londinenses valoran tan altamente. El Gobierno necesita urgentemente financiar adecuadamente a la policía Metropolitana para que puedan hacer su trabajo y mantener a los londinenses a salvo".


La consulta pública durará tres meses. Para participar visite: www.london.gov.uk/public-access