18 °C
Reino Unido

Comunidad española recibe a los reyes con un caluroso encuentro

|


Arelys Goncalves

El pasado jueves 13 de julio, cerca de 500 españoles pudieron compartir con la pareja real en un encuentro realizado en la residencia del embajador Carlos Bastarreche Sagües, en Belgravia. Durante el evento, el rey Felipe, acompañado por su esposa, Letizia, pronunció un discurso en el que destacó los lazos de hermandad entre ambos países y resaltó sus esperanzas de fortalecer las relaciones bilaterales, al margen de los resultados del Brexit.


El monarca español inició su participación con un sentido homenaje a Ignacio Echeverría, el joven asesinado en el atentado del puente de Londres, el pasado 3 de junio, y a la educadora Aysha Frade, de raíces gallegas, que falleció el 22 de marzo, tras el ataque a las afueras del palacio de Westminster. “Hoy aquí no estamos todos. Faltan dos de nosotros, Aysha Frade e Ignacio Echeverría, cuyas vidas fueron segadas cruelmente, junto a ciudadanos británicos y de otros países, por el cobarde terrorismo de los últimos meses”, lamentó rey Felipe VI.


Al encuentro también asistieron los familiares de las víctimas, quienes, momentos antes, se reunieron con la pareja real. En el encuentro con decenas de conciudadanos, los reyes se mostraron muy atentos y preocupados por las inquietudes de su comunidad. “Conocemos las circunstancias que os condujeron a salir de España y las dificultades que muchos de vosotros habéis tenido que afrontar. Habéis encarado estas dificultades con entereza y esfuerzo, por lo que queremos transmitiros nuestra admiración y respeto”, recalcó el monarca.


Encuentro emotivo y diverso

Una de las asistentes, la española Sylvia Ordas, describió el discurso del rey como "muy humano y cercano", especialmente por el homenaje a los dos españoles fallecidos por los actos terroristas. La representante de la Coalición de españoles en Londres comentó que los reyes estuvieron muy cerca de la comunidad “se mezclaron entre la gente y trataron de atender a las personas que se acercaron a ellos para saludarlos”.


Por su parte, la española Nati Night, residente en Birmingham, se refirió al encuentro como una reunión muy emotiva y además incluyente, ya que, a su juicio, fue una representación diversa de la comunidad, con la presencia de los diferentes sectores. Adicionalmente, dijo que las personas se sintieron conectadas con los reyes que quisieron conversar personalmente con los asistentes, pese al espacio reducido y al calor que había en la sala.



Noemí Encinas López también fue invitada al encuentro. Para ella, se trató de una visita histórica por ser la primera vez que se realiza en 31 años" y agregó: “Que vengan aquí y los reciban en el Parlamento en un momento como este con el Brexit, creo que eso es muy importante”, indicó. Para Encinas, la presencia de los monarcas es una muestra del aporte de los españoles al Reino Unido y para destacar lo importante que es la comunidad para el país de origen.


Una apretada agenda

Durante la visita de Estado de los reyes españoles de tres días, las banderas de ambos países ondearon en la popular avenida The Mall que comunica a la plaza de Trafalgar con el palacio de Buckingham. Fue allí donde se alojaron los huéspedes de honor de la reina Isabel II. La visita que se inició con todos los honores el 12 de julio, tuvo, entre los compromisos, el desfile de bienvenida en la Horse Guards Parade, el almuerzo con la reina, el discurso del rey Felipe VI en el Parlamento británico y el banquete de honor con 150 invitados en el salón de baile del palacio real.


Otro de los encuentros estratégicos fue una reunión de negocios. En el encuentro empresarial entre España y Reino Unido, se trataron temas de cooperación bilateral y estuvo respaldado por la asistencia de una delegación de alto nivel, conformada por compañías como Telefónica, Banco Santander, Ferrovial e Inditex, entre otras.


Como de costumbre, la primera ministra Theresa May, como líder del Gobierno, recibió al rey en su residencia en el número 10 de Downing Street para el tradicional almuerzo. Desde 1986 no se realizaba una visita de Estado de la monarquía española al Reino Unido.