5 °C
Especiales

Después del plebiscito, ¿Qué viene para los venezolanos?

|


Texto y fotos Arelys Goncalves

La oposición venezolana se enfrenta a nuevos desafíos tras la insistencia del Gobierno de Nicolás Maduro de conformar una Asamblea Constituyente. La convocatoria electoral del chavismo, prevista para el 30 de julio, se mantiene pese al plebiscito del 16J, organizado por la Mesa de la unidad democrática. El domingo pasado, 7.6 millones de venezolanos se pronunciaron en contra de la nueva asamblea que modificaría la vigente Constitución. Los venezolanos apoyaron además la renovación de los poderes públicos, con miras a garantizar elecciones transparentes y libres en futuros comicios.


Si bien, más de 600 ciudades en por lo menos 100 países se sumaron al llamado para acudir a las urnas, el presidente ha calificado la consulta como no vinculante e ilegal. El mandatario acusó además a los organismos internacionales de intentar intervenir en los asuntos internos del país por apoyar a la oposición y al plebiscito. Destacó que no habrá cambio de planes: "Así la convoco, a una constituyente por la independencia y soberanía y que Europa diga lo que quiera decir, no nos importa lo que diga", declaró el presidente para quien la posición de la UE era insolente e intervencionista.


Las declaraciones del presidente venezolano fueron en respuesta al llamado de la canciller de la Unión Europea, Federica Mogherini, de "suspender" la contienda y de advertir que están en la mesa posibles sanciones contra Venezuela, si se lleva a cabo la votación. El mandatario estadounidense, Donald Trump, también aseguró que su país no se quedará tranquilo "mientras Venezuela se desmorona" y amenazó sobre "fuertes y prontas medidas económicas" contra el país latinoamericano.


Reino Unido dijo sí, sí, sí

Como en el resto del mundo, en Londres, miles de venezolanos acudieron a votar. Durante la jornada, en el centro ubicado en Victoria House, se logró reunir un total de 3.827 votos, una cifra que supera las anteriores consultas electorales. En todo el Reino Unido y en Irlanda, fueron dispuestos varios puntos para que los votantes pudieran ejercer su derecho en esta consulta popular. 17 ciudades, incluidas Cambridge, Brighton, Bristol, Manchester, Milton Keynes, Newcastle, Birmingham y Edimburgo, se sumaron a la convocatoria de este 16 de julio. En total, se lograron 8.535 votos. 


Solo en Reino Unido participaron 7.111 electores, mientras que en Irlanda, 1.424, y 77 en Channel Islands. En 9 ciudades se contó con un respaldo del 100% a los planteamientos del plebiscito, mientras que en las otras hubo un porcentaje bastante similar en cada una de las tres preguntas.


En la capital británica, como en el resto del mundo, se celebró la jornada con un tono festivo. El venezolano Alek Boyd, residente en Londres desde hace 17 años, fue uno de los veedores de la jornada. Desde el 2002 ha escrito sobre la situación política de Venezuela y a través de su blog se ha encargado de informar sobre la realidad de su país. Describió el proceso del pasado domingo como "fantástico", "nunca había visto tanta gente como hoy". A su juicio, la crisis ha tocado a todo el mundo y aunque algunos viven fuera, tienen a sus seres queridos sufriendo por la situación. "Nuestro aporte es este, tratar de alguna forma de apoyar moralmente lo que ellos están haciendo desde Venezuela".


Reconoció que el Gobierno seguirá minimizando el impacto de este "ejercicio ciudadano". "Pero creo que ya el mundo entero se dio cuenta de lo que está pasando. Tenemos como gobernantes a una organización criminal al mando del poder y ellos saben que tienen los días contados", concluyó Boyd.


La actriz venezolana Gledys Ibarra, también estuvo entre los observadores. Calificó la participación como una expresión de esperanza: "Este proceso es un canto de amor a Venezuela. Nuestras manos están disponibles para la reconstrucción del país. Esta es la posibilidad del regreso a casa y de abrazar a tu gente, del reencuentro con lo que te pertenece", dijo emocionada.



Sabe que el mandatario nacional tratará por todos los medios de esconder este gesto masivo pero asegura que no le preocupa. "Por supuesto, ellos van a desestimar esta acción y nosotros hacemos lo propio, desestimamos las palabras de una persona que no le ha prestado atención a las necesidades de un pueblo que en un momento le brindó su confianza y que lo que él hizo fue traicionarlo".


Otra venezolana, Yolanda Alvarado, también asistió como veedora. Se manifestó orgullosa de participar en la consulta contra el Gobierno pero mostró su preocupación por el futuro. "Creo que estos días serán de mucha tensión, la calle se va a poner más fuerte, la gente está perdiendo el miedo". Por su parte, el periodista holandés, Michael Valentijn, quien ha realizado varias coberturas para su país desde Venezuela, fue invitado para observar la votación.


A su juicio, ha sido un "proceso honesto". "La oposición ha intentado hacer todo lo posible por la vía diplomática y creo que esto podría ayudar a crear una opinión más fuerte a nivel internacional sobre lo que está pasando en el país", dijo Valentijn. Durante su cobertura en el país suramericano ha visto los cambios. Según su experiencia, Chávez fue un líder carismático pero sus intenciones resultaron al final diferentes a sus palabras. "En los últimos tres años he visto lo que está pasando y cuando recorres el país puedes percibir el miedo y la rabia de la gente".


La representante del grupo Gran Alianza Nacional (GANA), Morita Alvarado, celebró la participación e indicó que esta es una forma de apoyar a los políticos para que "recobremos los poderes. Este plebiscito es el poder que le estamos dando a la Asamblea para que actúe. Es el llamado del pueblo", insistió. Entretanto, Alejandro Lovera, uno de los miles de votantes que quisieron ejercer su derecho destacó lo importante de acudir a la jornada: "aquí estamos unidos todos por la misma causa que es buscar un nuevo país. La gente se está formando como ciudadanos para darle al país que nos ha dado todo, lo que se merece". Para Lovera, así como para millones de venezolanos, la migración ha sido la salida frente a la situación del país. Sin embargo, reconoce que no estaba preparado para eso: "uno que está fuera queriendo regresar y los que están allá tampoco están bien, e incluso no quieren que vayas. Mi mamá me dice que no vaya. Estar así es muy hiriente, hace mucho daño y es un daño silencioso", confesó.


"Hora cero"

Las manifestaciones continúan. Este jueves fue previsto un paro cívico nacional de un día para dar inicio a la "hora cero". El vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, dijo que las medidas están respaldas por los artículos 333 y 350 de la vigente Constitución en los que se otorga el derecho de los venezolanos de desobedecer al Gobierno que vulnere la Carta Magna. Previamente, el pasado martes, el Parlamento recibió los resultados del plebiscito y el informe de los postulados para los cargos de magistrados que deberán sustituir a los actuales miembros del Tribunal Supremo. Se espera que los nuevos magistrados sean nombrados el 21 de julio.