18 °C
Música

Daddy Yankee encendió el verano londinense "Despacito"

|


Texto y fotos por Arelys Goncalves

Daddy Yankee demostró una vez más que es el verdadero "Big boss" del reggaetón por su ritmo incomparable, su liderazgo musical y el éxito de sus canciones. Posicionado como el número uno del mundo, el intérprete de "La gasolina", “Shaky Shaky”, "Limbo", "Lo que pasó, pasó y el internacionalmente famoso “Despacito” enloqueció a sus seguidores con un explosivo espectáculo desde el SSE Arena de Wembley, en una única presentación en la capital británica.


Junto a Daddy Yankee estuvo la sensación urbana del momento, Ozuna, quien ofreció también un paseo por sus mejores temas. Ambos artistas transformaron la sala en una enorme discoteca y aprovecharon la ocasión para cantar por primera vez en el Reino Unido el sencillo que realizan a dúo, "La rompe corazones", que comienza a sonar en las diferentes plataformas del planeta.


La experiencia del Reggaeton Summer Fest, reservada para el pasado 9 de julio, arrancó después de las ocho de la noche en la voz de Ozuna. Uno de los máximos representantes de la nueva ola del reggaetón y el trap latino levantó el ánimo del auditorio que cantó y bailó junto a él temas como "Corazón de seda", "Falsas mentiras" y "No quiere enamorarse". Visiblemente emocionado, el puertorriqueño de 25 años disfrutó a plenitud su primera presentación en Londres y agradeció al público por el apoyo a su trabajo. Con su particular estilo, "el negrito de los ojos claros" ha sido considerado como uno de los artistas de la nueva generación de talentos urbanos, junto a otros nombres como J Balvin y Maluma.



Poco después de las 10 de la noche le tocó el turno al artista más aclamado del espectáculo. Después de siete años de ausencia en Londres, el público esperaba impaciente la aparición del rey del reggaetón en el escenario. La euforia del recibimiento se prolongó imparable durante la primera canción que fue interpretada por la sala a una sola voz. Uno tras otro, los temas fueron ilustrando la exitosa carrera musical del puertorriqueño de 40 años. "Lo que pasó, pasó", "Hula Hoop", "La batidora", "La despedida" y "Lovumba" fueron la antesala a la presentación del single que comparte con Ozuna y que se incluye en los temas promocionales de los dos cantantes. "Me encanta esa energía", gritó Daddy Yankee a un público que lo ovacionaba. "Hay que darle la oportunidad a esa gente que viene subiendo y Ozuna es uno de ellos", dijo al presentar a su compañero de la noche.



El número uno

Después de su éxito "La gasolina", del álbum Barrio Fino del 2004, el artista puertorriqueño se ha convertido en un fenómeno a nivel mundial. Ramón Luis Ayala Rodríguez, el joven humilde de San Juan, ha logrado transformarse en un artista exitoso con más de 18 millones de álbumes vendidos. Su talento lo ha llevado a colaborar con músicos de la talla de Snoop Dogg, Nelly Furtado, Enrique Iglesias, entre otros. Con un premio MTV, dos Latin Grammy, 14 Latin Billboard, así como otros reconocimientos internacionales, es el único artista en su estilo en llegar al tope en las listas británicas.


Con más de 40 millones de seguidores en las redes sociales, sus trabajos más recientes lo ubican también como el primer artista latino en llegar a la posición número uno de Spotify, lo que marca un precedente no solo en la carrera del cantante sino en el mundo de la música. Con casi 45 millones de oyentes mensuales, ha superado al británico Ed Sheeran. Parte de esa popularidad se la debe al éxito del momento, "Despacito", que, junto al también puertorriqueño Luis Fonsi y más tarde, con la versión de Justin Bieber, se ha fijado en los primeros puestos del mundo.


Fue precisamente este tema el que cerró el breve paso del jefe del reggaetón por Londres. Pasito a pasito, pero con la energía de siempre, Daddy Yankee se despidió de su público entre una lluvia de bambalinas que cerró una de las fiestas latinas más esperadas del año.