17 °C
Reino Unido

Pacientes del NHS tendrían que comprar sus propios medicamentos

|


Bajo una radical reducción de costos en unidades de sistema de salud del NHS los pacientes tendrían que ir a comprar sus propias medicinas.


Por Ulysses Maldonado

A los pacientes que actualmente reciben recetas gratis, así como aquellos que pagan la cuota de £8,60 se les pedirá que compren los medicamentos en una farmacia o supermercado. Estos van desde remedios para la ‘Hay Fiver’ hasta los analgésicos como el ibuprofeno, enjuague bucal y la leche de fórmula infantil.


Además, los médicos ya no prescribirían rutinariamente productos como antitranspirantes, jarabes para la tos y el resfriado, geles de dentición para bebés y tabletas de enfermedad en caso de mareos en viajes.


Los jefes de salud de Londres están presionados a ahorrar £135 millones este año por lo que también han propuesto la eliminación de una serie de recetas y tratamientos que los médicos rutinariamente prescriben.


En este sentido, advirtieron que podría haber menos operaciones del corazón y cirugías para niños así como una reducción de citas en el GP y menos enfermeras.


Se espera una decisión próximamente, pero algunas fuentes dijeron que los grupos esperan seguir adelante con sus planes, lo que podría ahorrar varios millones.


Se anunciarán más recortes a finales de este año. El movimiento -que tuvo que ser disuelto después de las protestas de los promotores de la salud- es el último ejemplo de cómo los jefes de salud se ven obligados a racionar el cuidado.


Quitar la‘In Vitro Fertilization’ y las restricciones en la cirugía para fumadores y personas obesas han sido propuestas en Richmond y Croydon, mientras que los médicos en Greenwich están tratando de limitar la repetición de recetas.


Los ocho CCGs, Clinical Commissioning Groups, inicialmente planeaban prohibir a los médicos generales de prescribir ciertos artículos hasta que se señaló que esto sólo podía hacerse cambiando la ley.


Graham Hawkes, director de Health Watch Hillingdon, dijo: "Este enfoque podría todavía potencialmente restringir a los pacientes de acceder a la medicación a la que tienen derecho y llevar a una mayor desigualdad a través de diferentes decisiones de prescripción".


La cantidad pagada por el NHS para los medicamentos obtenidos bajo prescripción es a menudo mucho mayor que el costo de venta libre. Además, el NHS paga por lo menos £1.25 por cada artículo dispensado por un farmacéutico.


Otra propuesta es poner fin a la reedición "automática" de las recetas que son repetidas. Esto reduciría los residuos y mejoraría la seguridad, y podría ahorrar otros £9 millones al año.


El doctor Ian Goodman, presidente del Grupo de Comisionamiento Clínico de Hillingdon, dijo que "tiene sentido prescribir menos ciertos medicamentos que se pueden comprar en la farmacia".