13 °C
Reino Unido

Propuesta de May: Carnet especial para europeos en el Reino Unido

|


Arelys Goncalves

Esta semana los europeos han recibido algunas pistas de lo que podría ser su estatus después de que culminen las negociaciones del Brexit. La primera ministra, Theresa May, anunció en el Parlamento la propuesta presentada ante el bloque en la que se establece que los ciudadanos que deseen mantenerse en el país deberán solicitar un "carnet de identidad", documento que ha sido considerado como el reemplazo de la residencia permanente vigente.


Según esta información, y de ser aprobado el plan, los más de tres millones de inmigrantes provenientes de los 27 países restantes del bloque tendrán que realizar este nuevo trámite para regularizar su situación. Para aplicar a este estatus, los ciudadanos europeos contarán con el plazo de 2 años que duran las negociaciones, según el artículo 50 del tratado de Lisboa, y dos años más después de que culmine el Brexit.


Según la propuesta, si los europeos llegaron al país antes del 2019 y todavía no tienen los cinco años, tendrán la posibilidad que permanecer hasta que puedan pedir el carnet especial.


Las opiniones sobre la propuesta han estado dividas entre los europeos que han hecho vida en el Reino Unido. Para los 150 mil que ya tenían aprobada la residencia permanente, la noticia no ha sido muy alentadora en vista de que deberán solicitar, como el resto, el nuevo documento de identidad. Otros se han mostrado menos angustiados ante esta alternativa, debido a que les permitiría continuar con su vida en el país, luego de realizar el procedimiento.


Para May, se trata de una oferta "seria y generosa" en la que también estarían prácticamente igualados los derechos de los europeos con los británicos en temas claves como pensiones, educación, beneficios sociales y salud. Sin embargo, se dio a conocer que los detalles de lo referente a la asistencia médica estaría bajo negociación con el resto de los 

países de la UE.


Adicionalmente, la líder conservadora indicó que los europeos que hayan cumplido cinco años en el país podrán traer a su familia para reunirse. Esto ha generado un foco de alerta entre quienes tienen parte de sus seres queridos fuera del Reino Unido. La propia May ha pedido que se reúnan con sus esposas e hijos antes de que culminen las negociaciones, debido a que luego del lapso no se sabe si se pueden garantizar todos los beneficios que existían con la membrecía.


Para quienes lleguen al país después de marzo del 2019, existirá la posibilidad de estar de manera temporal, pero no se garantizaría el equivalente a la residencia permanente. Otro de los puntos destacados en el documento es que la Corte Suprema de Justicia Europea no tendrá jurisdicción en el Reino Unido, pese al pedido realizado por los negociadores del bloque.


May dejó claro, además, que no será condescendiente con quienes hayan cometido delitos. Se estima que unos 13 mil detenidos de nacionalidad europea que están en las cárceles británicas podrían ser deportados, una vez concluya el proceso en marzo del 2019.




Las críticas

Los planteamientos que se incluyen en el documento de 15 páginas presentado por la primera ministra también han sido duramente criticados. Uno de los primeros en reaccionar fue el líder opositor, Jeremy Corbyn, para quien la propuesta no ofrece lo suficiente y se ha hecho de forma tardía. A juicio del laborista, tras la victoria del Brexit se debió proponer las garantías para todos los europeos. Por su parte, el líder negociador de la UE, el francés Michel Barnier, calificó el texto de May como insuficiente y escribió en su cuenta de Twitter: "El objetivo de la UE en materia de derechos cívicos: el mismo nivel de protección que en la legislación de la UE. Se necesita más ambición, claridad y garantías que las de la actual posición británica".


Recomendaciones

En entrevista a Express News Radio, el abogado colombiano, especialista en inmigración, Álvaro Mosquera, destacó que la propuesta de la primera ministra sobre la tarjeta es solo una idea y será necesario esperar los resultados de las conversaciones en el seno de la Comisión Europea para conocer con exactitud lo que pasará. A su juicio, de aprobarse el documento, los cambios no serían muy notorios en lo que respecta a la residencia permanente y a la identificación con el estatus de los ciudadanos.


En todo caso, hizo hincapié en que la reagrupación familiar debe ser la prioridad para las familias que están separadas y piensan establecerse en el Reino Unido. "La sugerencia es que las familias que no se han reunido deberían hacerlo antes de que termine el Brexit porque posteriormente se tendría que hacer el proceso bajo las leyes británicas, seguramente de forma más complicada y más costosa", recalcó.


Fotos Agencia EPA