7 °C
Reino Unido

La policía está fallando en resolver nueve de 10 robos en la capital

|


Por Ulysses Maldonado

El análisis de las estadísticas policiales muestra que el 45 por ciento de los casos de robo en Londres se cerraron el año pasado sin siquiera identificar a un sospechoso.


Un 49% más de las incursiones en propiedad y negocios en 2016 permanecen "bajo investigación" un año después.

Police Watchdog ha advertido sobre la escasez de detectives y cargas de trabajo excesivas en todo el Reino Unido.

Las cifras, recogidas por Locksmithservice.co.uk, demuestran que Hammersmith & Fulham fue la peor localidad en el manejo de los casos de allanamiento no resueltos, con el 61 por ciento de sus 1.542 robos cerrados sin que ningún sospechoso haya sido identificado.


En Westminster, que registró el segundo mayor número de robos el año pasado detrás de Barnet, las investigaciones van en poco más de la mitad de sus 3.288 allanamientos, casos que fueron cerradas sin que se hallara ningún sospechoso y 1.296 robos en la localidad que aún están bajo investigación.


Desde 2011, se han registrado 493.257 robos en Londres, con sólo el ocho por ciento de ellos resueltos.


Los londinenses perdieron unos £928 millones en incursiones y robos a sus viviendas o locales con sólo £35,4 millones recuperados.


Yvette Cooper, diputada laborista y presidenta del Comité Selecto de Asuntos Internos antes de la elección, dijo que "estas cifras muestran que demasiados criminales que violentan las casas de la gente se están saliendo con la suya”.


"El crimen está cambiando y hay demandas crecientes en tiempo y recursos policiales, por lo que las fuerzas necesitan más inversión - y por qué necesitamos los 10.000 oficiales adicionales que, el laborismo, prometía en lugar de los recortes tributarios de ganancias de capital para los más ricos".


Por su parte, la Policía Metropolitana afirma que el número de robos domésticos ha caído a un mínimo histórico en la capital.


Víctor Barón, Director General de Locksmithservice.co.uk, dijo: "Muchas de las víctimas de robo con las que tratamos se sienten vulnerables y frustradas por el crimen y con poca fe de que sus perpetradores sean llevados ante la justicia".


Una portavoz de la Policía dijo que "aceptamos que hay más trabajo por hacer, y siempre estamos buscando maneras de aumentar el número de investigaciones en estos crímenes que resolvemos", concluyó.