4 °C
Especiales

Recorrido nocturno de Londres: Miles acuden para apoyar el 20 aniversario de la organización benéfica “Moonwalk”

|



Colin Gordon

www.colindgordon.co.uk



¿Confía usted en entidades que piden su colaboración en dinero para ayudar a otros "más necesitados"? Si no, entonces se encuentra entre las muchas personas alrededor del Reino Unido que están ciertamente dispuestos a ayudar a "buenas causas", pero son escépticos sobre la manera como será distribuida su donación. Una encuesta reciente realizada por la agencia de investigación de consumo Populus para la Comisión de Beneficencia (que regula este sector en Inglaterra y Gales) ha revelado que "la confianza pública en las organizaciones benéficas ha caído al nivel más bajo anotado desde que comenzó el monitoreo en 2005".



Esto se puede atribuir en parte, dice Populus, a la "cobertura crítica de los medios de comunicación de las prácticas de caridad". Un ejemplo destacado ha sido un informe para el Mail En Domingo por Daniel Craig, autor del libro " El Gran Escándalo Caritativo". Las cifras, sostiene, son "asombrosas": Hay más de 195.289 organizaciones benéficas registradas en el Reino Unido que recaudan y gastan cerca de £80 mil millones por año y emplean a más de un millón de trabajadores, "más que nuestros sectores automovilístico, aeroespacial y químico". En su opinión, se han convertido en "monstruos hambrientos", que requieren cada vez más de nuestro dinero para alimentar sus propias ambiciones y muchos "desembolsan al menos la mitad de sus ingresos en administración, desarrollo de estrategias, campañas y captación de fondos - no lo que la mayoría de nosotros consideraría "buenas causas".



Craig es particularmente crítico con la proliferación de entidades que reconocen tener objetivos prácticamente idénticos y por lo tanto, compiten entre sí por donaciones - citando como ejemplo los "£368 millones de Oxfam, los £95 millones de Christian Aid, £59 millones de Action Aid y los £39 millones de Care International UK, que todos declaran como su objetivo reducir y acabar con la pobreza en el Tercer Mundo". Asímismo, War On Want, Visión del Mundo, Concern Worldwide y Comic Relief.



Además, observa Craig, en Inglaterra y Gales hay 1.939 organizaciones benéficas activas centradas en los niños; 581 tratando de encontrar una cura para el cáncer; 354 para las aves; 255 para los animales y 81 para los individuos con problemas de alcohol: "Todos tienen sus propias oficinas, administradores, recolectores de fondos y expertos en comunicación, pero pocos admitirán que están duplicando los esfuerzos del otro”.



El sector caritativo, sin embargo, no puede simplemente culpar a los medios por la mala imagen que ha adquirido. El sondeo Populus también indica que el 74% del público está "incómodo con las estridentes técnicas de recaudación de fondos tales como llamadas telefónicas y colecciones callejeras" utilizadas por muchas organizaciones benéficas, lo cual "hace que se sientan menos inclinados a dar dinero". Comic Relief, cuyo "Día de Nariz Roja" este año recogió más de £73 millones por buenas causas, además ha sido divulgado en el programa "Panorama" de la BBC TV por haber invertido parte del dinero que había recibido "en empresas que fabrican cigarrillos, alcohol y armamentos"- algo que el periodista del Independent, Paul Vallely, ha representado como" una verdadera vergüenza".



Según Populus, el 67% del público comparte la opinión de Craig de que las organizaciones benéficas despilfarran sus fondos en sueldos y gestión y por eso desaprueba los "enormes salarios" que Emma Woollacott, columnista del AOL.UK, manifiesta que son pagados a muchos jefes de organizaciones beneficas:12 jefes de ellos ganan más de £300.000 por año y 32 encima de £200.000 pa, entre ellos los directores ejecutivos de Cancer Research UK (£240.000 anuales) y Amnistía Internacional (£210.000 por año).



La cantidad de comerciales pidiendo donaciones e "inundando nuestras pantallas de televisión" también se ha convertido en polémica: Un contribuyente a un sitio de debate de Yahoo sobre este tema aseveró que había contado"5 peticiones de mendicidad en una sola pausa publicitaria en Sky News, para tigres, leopardos, burros, Oxfam, y “Salvar Los Niños". 



Fulminó que "no hay tal cosa como dar £3 al mes mientras pueda" - en efecto, una vez que se ha comprometido por teléfono, los "vendedores" obstruirán cualquier intento de cancelar el pago.



Sin embargo, nada de este oprobio se ha asociado a la caridad de salud "Recorrer El Camino", los organizadores del Moonwalk London 2017 que tuvo lugar durante la noche del sábado 13 y domingo 14 de mayo. El principal objetivo de este "evento emblemático", como recalcaron en su comunicado de prensa, fue recaudar fondos para realizar investigaciones significativas sobre el cáncer de mama y ayudar a los enfermos. De hecho, este acontecimiento anual ha producido £116 millones para subvenciones desde el primer Moonwalk hace 20 años – y ya £37 millón este año.



Comenzando en Clapham Common el sábado por la noche, los 15.000 participantes (la mayoría, inclusive los hombres, llevando sujetadores) siguieron una ruta hasta el parque de Battersea, el Palacio de Buckingham, la Catedral de San Pablo, el London Eye, la Tate Modern, la Torre de Londres, el Big Ben y finalmente terminando de nuevo en Clapham Common la mañana siguiente . Consistió en un "Maratón de Media Luna" de 13.1 + 2 millas y un “Maratón de Luna Llena "de 26 millas, los dos grupos separándose en la etapa de 12 millas.



Se ofreció entretenimiento musical en puntos seleccionados de la ruta, con la banda "Bahareque" de Ritmos Latinoamericanos actuando desde las 11 pm a 1 am mientras los participantes atravesaron el parque de Battersea, luego la Manouche Gypsy Band en el Wellington Arch (Hyde Park Corner), el trío Fleur de Paris en Sloane Square y el cuarteto 

Jazz Band de 1920 en la línea de meta.



La organizadora y fundadora de "Walk The Walk Worldwide", Nina Barough CBE, describió la noche como una experiencia "inspiradora y emocionante para cada “Moonwalker".