4 °C
América Latina

El mensaje del Libertador desde Londres: "Maduro Asesino"

|


Fotos y texto Arelys Goncalves

Un grupo de venezolanos se reunió este sábado 13 de mayo frente a la estatua de Simón Bolívar, en Belgrave Square, para realizar un homenaje a los fallecidos durante las protestas desatadas en el país desde el primero de abril. Con banderas, carteles y mensajes directos al presidente Nicolás Maduro, los manifestantes acusaron al mandatario de las muertes y condenaron la represión de las fuerzas de seguridad. Solicitaron la renuncia del Jefe de Estado y pidieron que respete la voluntad de la población que está en la calle y que exige una salida democrática a la crisis.


La estatua del Libertador, Simón Bolívar fue tendencia en las redes sociales durante la protesta por el mensaje que sostenía. En el cartel se podía leer: “Maduro asesino” (Maduro Murderer, en inglés). Desde que se iniciaron las protestas, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia anunciara su decisión de ejercer las competencias correspondientes a la 

Asamblea Nacional, por lo menos 39 personas han sido asesinadas, cientos de manifestantes han resultado heridos y se han llevado a cabo detenciones y torturas a manifestantes, políticos y periodistas.

Un poema en honor a las víctimas

La actriz venezolana radicada en el Reino Unido, Gledys Ibarra, fue una de las figuras que se dirigió a los asistentes durante la concentración. Conmovida por la situación del país, calificó como heroico el papel de quienes están en las calles de Venezuela: “Estar aquí es lo mínimo que podemos hacer para solidarizarnos con la gente que está allá dando la cara, luchando por la libertad de nuestro país”, recalcó en su breve intervención frente a la estatua de Bolívar. Al referirse a las víctimas, Ibarra subrayó: “estamos aquí no solamente recordándolos, estamos agradeciendo a cada uno de ellos haber entregado su vida por la recuperación de nuestro país. Todos los que están en este momento en Venezuela luchando y enfrentando a este Gobierno criminal son nuestros nuevos libertadores y lo decimos con el mayor respeto frente a la estatua de Simón Bolívar”, señaló.


Finalizó su intervención con un verso de Andrés Eloy Blanco, de su poema “Los hijos infinitos”, uno de los más emblemáticos del escritor venezolano, que Ibarra dedicó a las madres de los fallecidos. Entretanto, Austri Vivas, una de las promotoras del evento, se unió al sentimiento de duelo de las familias venezolanas causado, según destacó, por la insistencia del mandatario nacional de aferrarse al poder. "Recordamos a aquellos venezolanos que por salir a reclamar sus derechos perdieron la vida, que no regresaron a los brazos de sus seres queridos", dijo ante unos 100 venezolanos que asistieron a la convocatoria de Veneuk y Pray for Venezuela, con el apoyo de otros grupos comunitarios. "Recordamos también a los heridos, a los torturados, a los que pasan hambre, a los que comen de la basura, a los ancianos, a las madres venezolanas que salen todos los días a tratar de conseguir comida, a los médicos y a los enfermeros en los hospitales que trabajan arduamente", dijo en su breve intervención.



La imagen de la virgen de Fátima que este sábado cumplió un siglo de sus apariciones, también fue uno de los símbolos presentes en la concentración. Posteriormente, parte de los asistentes caminaron hasta la Embajada del país suramericano para mostrar una vez más su repudio ante un pequeño memorial instalado frente a la sede diplomática para recordar a los fallecidos en las protestas. Ese mismo día se realizó un pequeño homenaje a las víctimas en el Brompton oratory, en Knightsbridge.


No más represión

Los venezolanos, junto a la estatua del Libertador, expresaron su dolor por lo que viven sus compatriotas. Corina, entre lágrimas, pidió a los venezolanos que no dejen de luchar: "ahorita sé que es muy duro pero si nuestro Libertador no hubiera hecho lo mismo no habría logrado la libertad para Venezuela ni para todos los países". Pidió al presidente Maduro que sea valiente y reconozca su fracaso: "demuestre el amor por Venezuela y renuncie y dé la oportunidad para que tengamos un país libre y en paz", dijo.


Para Nino Lucci, el mandatario Nicolás Maduro no lo representa como presidente y aseguró que la gente en la calle lo que quiere es vivir mejor: "le pediría a todo ese grupo del Gobierno que se vaya, que dejen de maltratar al pueblo, deben dejar sus puestos a personas competentes", insistió. Habló con tristeza del calvario que viven las familias: "dejar morir a los recién nacidos, a los ancianos, a los enfermos por falta de medicina e impedir el ingreso de las ayudas internacionales, eso es muy cruel", recalcó.


Por su parte, Jeidy Méndez, visiblemente afectada, habló del sufrimiento y la impotencia que siente como venezolana: "son mis hermanos quienes se están muriendo por salvar a nuestra patria. Me da tristeza ver que están luchando y, aunque sé que vamos por buen camino, no deja de doler sus vidas que se están perdiendo en las protestas por culpa de una cúpula aferrada al poder", argumentó Yelibeth, quien también se unió a la protesta en Londres, manifestó su angustia y comparte el dolor y la frustración de quienes manifiestan en las calles del país. Indicó que desde el exterior hay que continuar difundiendo lo que ocurre: "hay que seguir protestando en cada lugar del mundo en donde haya un venezolano y, sobre todo, hacer público que toda esta cuerda de ladrones están en otros países disfrutando del dinero de los venezolanos que están pasando trabajo, sin comida, sin una verdadera seguridad, con una policía que trabaja para el gobierno y para reprimir al pueblo".


María Elena, una venezolana que ha participado en actividades deportivas para reunir fondos y enviar ayuda a su país, aconsejó mantenerse activos: "Todos tenemos que poner un granito de arena alrededor del mundo". Sobre los acontecimientos de las últimas semanas manifestó: "el gobierno está asesinando, deteniendo a jóvenes como presos políticos cuando en realidad son muchachos que están contra la dictadura, que quieren que su país sea libre", subrayó.



Por su parte, Thais Fariñas denunció la persecución del Gobierno contra la oposición: "es alarmante que no tengan escrúpulos y que sea como una guerra, ellos son los que tienen las armas contra un pueblo que lo que quiere es democracia". Destacó que no se trata de una lucha de la oposición sino del pueblo: "esto no tiene nada que ver con partidos políticos, son los venezolanos que queremos que los hospitales funcionen, que haya comida, que sea un país normal. No es terrorismo, lo que queremos es paz, libertad y democracia".


José Arandia relató a Express News que su primer voto fue para Hugo Chávez, confiado en las promesas que el fallecido mandatario había hecho a la población. "Esofue un engaño", dijo y argumentó: la situación en Venezuela es deprimente, las familias vienen sufriendo desde hace varios años con la delincuencia, con la zozobra de que sus hijos no van a poder alcanzar sus metas". Ve con admiración a los jóvenes de su país:"es un sentimiento genuino, están cansados de un gobierno que los está reprimiendo".