18 °C
Mundo

200 millones de personas no tienen empleo

|


A propósito del Día Internacional de los Trabajadores que se celebra cada 1 de mayo, la OIT, Organización Internacional del Trabajo, presentó cifras reveladoras sobre la situación del empleo a nivel global.


De acuerdo con su más reciente investigación, la OIT destacó que ya son cerca de 200 millones de personas que están sin trabajo en el mundo, lo que constituye un récord histórico poco alentador.


Este año, la OIT también había expresado la proyección de desempleo global, la cual aumentaría en 3,4 millones este año y en unos 2,7 millones para el 2018. De acuerdo con este organismo, el problema se debe al crecimiento acelerado de la mano de obra frente a la baja creación de puestos de trabajo.


“El crecimiento económico sigue siendo decepcionante”, señaló en su momento Guy Ryder, director general de la OIT. 


“Eso crea una imagen muy preocupante de la economía global y su capacidad de generar suficientes empleos, mucho menos empleos de calidad”.


Asimismo, la OIT reveló que el número de personas que trabajan pero que siguen en la pobreza sigue siendo alto: la mitad de los trabajadores del sur de Asia y casi dos tercios de los trabajadores del África subsahariana viven en condición de extrema o moderada pobreza.


De igual forma, señaló que la región de América Latina tendría este año una creciente en la tasa de desempleo mientras que, habrá una reducción, aunque lenta, en Europa, Estados Unidos y Canadá.


El valor del perfil Laboral

El Informe Mundial sobre Salarios 2016/2017 de la OIT indica que los salarios y la desigualdad entre ellos no vienen determinados solo por el perfil de las personas en términos de competencias (como el nivel de instrucción, la edad o la antigüedad en el puesto), sino que hay otra serie de factores determinantes, entre otros, el género, el tamaño de la empresa, el tipo de contrato y los sectores a los que pertenecen los trabajadores. Las estadísticas descriptivas de una muestra de países desarrollados y en desarrollo documentan que un título universitario no garantiza necesariamente un empleo bien remunerado; que los sectores inmobiliario y financiero destacan entre los que tienen trabajadores con niveles máximos de remuneración; y que la proporción de mujeres no deja de reducirse a medida que se asciende hacia los deciles mejor remunerados. En Europa, por ejemplo, las mujeres representan en promedio entre el 50 y el 60 por ciento de los trabajadores de los tres deciles con menor remuneración; esta proporción cae hasta el 35 por ciento entre el 10 por ciento de asalariados mejor remunerados, y hasta un 20 por ciento entre los del 1 por ciento con la máxima remuneración. 


En algunas economías emergentes y en desarrollo, el contraste es aún mayor. De hecho, hay grandes –en ocasiones, enormes– diferencias entre el salario real de las personas y el predictible en función del perfil de competencias.


Remuneración por razón de género

La distribución salarial general también presenta diferencias de remuneración entre los distintos grupos de trabajadores. Una de ellas es la disparidad salarial por razón de género, el déficit porcentual del salario medio de las mujeres frente al de los hombres. Diversos estudios indican que en buena parte de los países sobre los que se dispone de datos, en general la disparidad se ha reducido en el tiempo, pero no se ha subsanado, existiendo una enorme variación entre ellos: de cero a casi el 45 por ciento.



Desigualdad salarial en Europa En Europa

De acuerdo con el reporte de la OIT, en 2010 la desigualdad salarial en las empresas representaba casi la mitad de la desigualdad salarial total. Al clasificar a las empresas en función de sus salarios medios y analizar los salarios mínimos y máximos que pagan, en nuestro informe se documenta que en Europa hay una apreciable disparidad salarial en las empresas cuyos salarios medios son relativamente elevados. Al comparar los salarios de las personas con el salario medio de las empresas en las que trabajan, se aprecia que la mayor parte de la plantilla (un 80 por ciento) percibe una paga inferior al salario medio. En el extremo más bajo de la curva, algunos trabajadores perciben un salario muy inferior a este, lo cual apunta a la gran desigualdad dentro de esas empresas como causa de la indebida baja remuneración. En el extremo superior de la curva, el 0,1 por ciento de las personas percibe 211 euros por hora, mientras que las empresas en las que trabajan pagan un promedio de 45 euros por hora.


Panorama de América Latina

  • El desempleo en las mujeres pasó del 8,2 al 9,8% en 2016; en los jóvenes la cifra pasó de 15,1 al 18,3%
  • La OIT estima que en 2017 el desempleo pasará del 8,1% al 8,7%
  • Habrá 1,3 millones de desempleados más en 2017
  • La OIT proyecta que habrá 26,3 millones de desempleados para el final de este año
  • Hay 134 millones de trabajadores informales. Esta cifra representaría casi el 50% de la fuerza laboral de trabajo.

*Fuente: Informe Mundial sobre Salarios 2016/2017. Panorama Laboral 2016 OIT