13 °C
Londres

Ha comenzado túnel para la extensión de la Northern Line a Battersea

|


Por Ulysses Maldonado

La primera de dos máquinas de perforación de túneles gigantes, llamada Helen, comenzó su viaje de 3.2km para extender la línea de Kennington a Battersea.


Las dos máquinas, (la otra llamada Amy, FYI), fueron instaladas 20 metros bajo tierra en Battersea en febrero y ahora se ha puesto en marcha en el sur de Londres para crear el primero de los túneles subterráneos extendiendo la ruta Charing Cross de la Northern Line desde Kennington hasta la central eléctrica de Battersea, vía Nine Elms.


La extensión de la Northern Line, cuyo objetivo es completarse en 2020, apoyará alrededor de 25.000 nuevos empleos y más de 20.000 nuevos hogares.


También se están creando dos nuevas estaciones: una en la reconstrucción de la central eléctrica de Battersea y otra en Nine Elms.


A medida que avanzan los túneles de 100 metros de longitud, se instalarán cerca de 20.000 segmentos de hormigón prefabricado para formar anillos para alinear los túneles. Un sistema transportador tomará entonces el residuo de tierra de los túneles hasta las barcazas en el río Támesis.


Se espera que más de 300.000 toneladas de tierra sean excavadas por las dos máquinas de taladrar de esta manera, antes de que el residuo sea llevado por la barcaza a la granja Goshems en East Tilbury, Essex.


Allí se utilizará para crear tierras de cultivo arables.


Cada máquina es capaz de tunelizar hasta 30 metros al día con equipos de alrededor de 50 personas que operan y el túnel se espera que tome seis meses para ser completado.