11 °C
Londres

Crece furia contra compañías de tren que descartan ayuda para personas con discapacidad

|


Por Ulysses Maldonado

Los usuarios del transporte, que a menudo necesitan ayuda en trenes, afirman que su derecho a asistencia garantizada ha "desaparecido de manera silenciosa".


Southern Railway, que se ha visto envuelto en una disputa hace mas de un año con su personal sobre los cambios en el papel de los guardias, así como trenes operados sólo por el conductor, se le ha señalado en este particular.


Transport for All, una organizacion que realiza campañas en nombre de los pasajeros con discapacidad, dijo que la compañía ha desechado su "turn up and go" de acceso en docenas de estaciones.


El grupo dijo que escucha diariamente el "tratamiento inaceptable" que enfrentan muchos viajeros discapacitados y personas mayores en los trenes”.


Antes de que se anunciara el cambio, los mapas de trenes especificaban las estaciones en las que los pasajeros que necesitaban asistencia podían viajar.


Ahora, los mapas en los trenes dicen que si tales pasajeros no reservan ayuda por adelantado, "puede haber un retraso significativo en su viaje".


Un portavoz de Transport For All manifestó que "ya sea que la asistencia no se presente, las plataformas inaccesibles o la falta de instalaciones accesibles en los trenes, lo que está claro es que nuestros ferrocarriles están fallando con los pasajeros discapacitados y personas mayores”.


“Ahora, para empeorar las cosas, Southern Rail ha anunciado que está retirando la ayuda de 33 estaciones a través de su red”.


"Este es un gran paso hacia atrás para la accesibilidad".


Faryal Velmi, director de Transport for All, dijo que "es vergonzoso que Southern Rail permita que los pasajeros con discapacidad soporten el peso de sus fallas para entregar un servicio confinable”.


"Hemos escuchado diariamente a usuarios de transporte discapacitados varados en plataformas heladas o forzados a arrastrarse a los trenes cuando las compañías ferroviarias no han podido ayudarles".


La protesta en la estación de London Bridge en la hora punta del último miércoles fue apoyada por la Asociación de Viajeros Británicos.


"Creemos que Southern Rail está devolviendo el tiempo a los derechos de acceso, otra parte de los daños colaterales que ha causado la disputa de un año con los sindicatos del Departamento de Transportes", dijo Emily Yates.


"Necesitamos urgentemente normas nacionales de seguridad y accesibilidad en relación con DOO, no sólo por el bien de los viajeros con discapacidad, sino también para evitar que la disputa se propague a nivel nacional".


Un portavoz de Southern dijo: "Los pasajeros no tienen que reservar asistencia antes de viajar con nosotros”.


"Sólo lo recomendamos para asegurar que tenemos personal preparado con rampas o que hay viajes alternativos si una estación no es accessible”.