4 °C
América Latina

Venezuela vive una Semana Santa llena de protestas

|

Foto Agencia Reuters


Arelys Goncalves

Las manifestaciones parecen no tener fin a corto plazo con los anuncios de la oposición de convocar protestas el resto de la semana, a la espera de la “mamá de todas las marchas”, que preparan para el próximo 19 de abril.



Por lo menos 12 estados del país se han mantenido en la calles desde el 1 de abril, protagonizando manifestaciones en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro. El detonante de las protestas fue la sentencia emitida por el Tribunal 

Supremo de Justicia en la que despojaba a la Asamblea Nacional de sus competencias como poder legislativo y anulaba la inmunidad parlamentaria de los legisladores.



La Fiscalía fue la autoridad del oficialismo que cuestionó la sentencia del tribunal. Durante el balance de su gestión, la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, afirmó que "en dichas sentencias se evidencian varias violaciones del orden constitucional y desconocimiento del modelo de Estado consagrado en nuestra Constitución". Luego de que el Gobierno nacional fue acusado de orquestar un autogolpe y de estos cuestionamientos, el TSJ corrigió la disposición, pero la oposición ha exigido la destitución de los magistrados.



Los estados Anzoátegui, Nueva Esparta, Miranda, Aragua, Carabobo, Lara, Mérida Portuguesa y Táchira ubicados en el oriente, centro y occidente del país, han sido los más agitados en los últimos días. La marcha convocada para el sábado 8 de abril en Caracas, que tenía como destino la sede de la Defensoría del Pueblo, fue truncada por las fuerzas de seguridad que impidieron a los manifestantes llegar al destino previsto.



A raíz de los enfrentamientos, el Foro Penal Venezolano, ONG en derechos humanos, informó que en todo el país se produjeron solo en esa jornada 104 detenciones, 49 de ellas en la capital. Al mismo tiempo, el Ministerio Público informó solo sobre 14 detenciones en Caracas e insistió en un comunicado que "los fiscales garantizarán los derechos humanos y el resto de las garantías constitucionales a estas personas en los respectivos órganos jurisdiccionales".



Entretanto, el mandatario nacional, Nicolás Maduro, reprochó las manifestaciones desde el programa de televisión emitido el Domingo de Ramos. “Sembramos paz para cosechar paz”, dijo el mandatario, quien acusó a los líderes opositores de “sabotear” la Semana Santa. “Se volvieron locos (…) La quieren llenar de violencia, no los dejamos, no han podido ni podrán”, destacó Maduro.




Foto Agencia EPA


Oposición arrinconada

Luego de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia, el último de los golpes contra la fuerza opositora ha sido la decisión de la Contraloría General de la República de inhabilitar por 15 años al opositor y excandidato presidencial, Capriles Radonski, decisión que tendrá efecto al culminar sus funciones como gobernador. La medida fue anunciada según el organismo oficial "por incurrir en supuestos ilícitos tipificados" entre los que se mencionan “pactar convenios internacionales sin autorización para ello y firmar contratos por la Gobernación de Miranda con empresas sin cumplir las normas".



La medida ha sido justificada por el Gobierno como parte de su lucha anticorrupción, sin embargo, para la oposición, esta 

es una estrategia para sacar del juego político a los líderes de mayor popularidad. Desde 2015, con el triunfo de la oposición en el Parlamento venezolano, el país ha vivido el primer conflicto de poderes, luego de haber estado en control del oficialismo por 15 años.



Rechazo internacional

La Organización de Estados Americanos ha sido uno de los primeros en condenar la violencia policial durante las manifestaciones. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dio contundentes declaraciones sobre la situación en Venezuela: “Condeno la escalada autoritaria en la que se ha empecinado el Gobierno y hago un llamado a dicho Gobierno y a las Fuerzas Armadas a no enfrentar a venezolanos contra venezolanos en la calle", insistió. Por su parte, Amnistía Internacional también manifestó su rechazo a la actuación de las fuerzas de seguridad, mientras que la Unión Europea, Estados Unidos y varios países latinoamericanos han mostrado su rechazo a la represión policial en las calles y han criticado duramente al actual Gobierno.



Las protestas no cesan

El vicepresidente del Parlamento venezolano, Freddy Guevara, anunció que las manifestaciones continuarán en todo el país y se recogerán firmas para pedir la destitución de los magistrados del TSJ. Para el próximo19 de abril, fecha emblemática para el país porque marcó -en 1810- el comienzo del proceso independentista venezolano, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), agrupación que reúne a todas las fuerzas opositoras, ha convocado lo que llamó “la mamá de todas las marchas” en la que espera contar con el respaldo mayoritario de la población.