12 °C
Reino Unido

Diez leyes de la UE que podrían ser desechadas después del Brexit

|


Por Ulysses Maldonado

Michael Gove afirmó durante la campaña de votación que “al estar fuera de la UE no tendríamos todas las regulaciones de la UE que cuestan a nuestra economía £600 millones a la semana”.


La cuestión de si los reglamentos son realmente tan caros se ha discutido, pero es cierto que hay un gran volumen de directivas y normas de la UE.


Todas ellos tendrán fuerza legal en el Reino Unido hasta que las negociaciones de Brexit estén completas, pero una vez que el Reino Unido se haya retirado, corresponde al Parlamento decidir si se mantendrán o se desecharán.

Aquí las 10 leyes, reglas o directivas de la UE que son parte de la vida cotidiana, pero que podrían ser desechadas después de Brexit:


1-Libre circulación en la legislación laboral

La inmigración fue citada en gran parte como una razón para que la gente votara por el Brexit.

Como miembro de la UE, el Gobierno no tiene control sobre el número o tipo de migrantes de la UE que llegan al Reino Unido en busca de trabajo.


Los líderes de la campaña de la salida dijeron que introducirán un sistema de puntos al estilo australiano, donde todos los migrantes estarían sujetos a las mismas reglas, y podrían ser rechazados selectivamente.



La libre circulación de mano de obra se aplica en toda la UE, extendiéndose incluso a Suiza y Noruega, que no son miembros de la UE, pero que tienen acuerdos de libre comercio con la UE.


Los partidarios del Brexit podrían acabar luchando entre ellos - Nigel Farage empujó a la inmigración en el centro de la campaña, mientras que el parlamentario Tory Daniel Hannan, un libertario y partidario del libre comercio, dijo a la emisora BBC: "No imagine que si dejamos la UE significa cero de inmigración".


2-La regla del derecho a ser “borrado” del Sistema

En 2010, un ciudadano español que había tenido su casa una vez reposesionada dijo que su privacidad estaba siendo violada cuando la gente podía leer sobre este viejo problema en Google.


El caso fue dirigido a un tribunal de la UE, quien falló a su favor y dijo que las personas tienen el derecho de exigir que los sitios de búsqueda eliminen los vínculos con la información personal sobre ellos, si son "inexactos, inadecuados, irrelevantes o excesivos".


Sin embargo, cuando Gran Bretaña esté fuera de la UE, Google podría solicitar a un tribunal británico que dicte que, en el Reino Unido, no habría derecho a ser borrado.


3-Ley de prestaciones familiares para trabajadores migrantes.

En la actualidad, los ciudadanos de la UE que trabajan en el Reino Unido pueden reclamar beneficios para niños, incluso si sus hijos no viven en el Reino Unido.


Esta ley podría ser desechada como parte de cualquier cambio en la inmigración.


4-Directiva sobre el tiempo de trabajo.

Según la legislación de la UE, es ilegal hacer trabajar a un empleado por un promedio de más de 48 horas a la semana.

En 1992, John Major se opuso a esta directiva, pero el Gobierno Laborista optó por volver seis años más tarde.


Los votantes de la clase obrera que respaldaron a favor del Brexit probablemente no quieran ver desaparecer esta protección, pero podría ser desechada.


5-Política pesquera.

La Política Pesquera Común otorga a las flotas pesqueras europeas un acceso igualitario a las aguas de todos los Estados de la UE dentro de las 12 millas marinas de la costa.



Las cuotas se imponen para preservar las poblaciones de peces - que Boris Johnson ha descrito previamente como 'locas'.


La campaña "Dejar" la EU prometió que el Brexit ayudaría a los pescadores a "recuperar el control" de las aguas de pesca y las poblaciones de peces de Gran Bretaña.


6-IVA sobre las facturas de energía.

La legislación de la UE dice que la tasa estándar del IVA debe ser al menos del 15 por ciento.


El tipo reducido, que sólo se aplica a ciertos bienes y servicios especificados, debe ser por lo menos de 5 por ciento.


Los gobiernos no tienen la libertad de decidir lo que no debe tener IVA sobre los artículos elegidos, esto causó una discusión sobre el "impuesto a los tampones", que finalmente fue desechado.



Fuera de la UE, el Gobierno podría hacer que las facturas de gas y electricidad queden libres de IVA.


Esta medida sería socialmente progresiva, ya que las personas más afectadas serían aquellas con los ingresos más bajos.


Sin embargo, los activistas de los partidos verdes podrían objetar, diciendo que no sería ecológico, ya que puede animar a la gente a usar más electricidad.


7-Directiva sobre el cambio climático.

El grupo de reflexión Open Europe considera que la directiva sobre las energías renovables es la pieza más cara de la legislación impuesta por Bruselas.


Establece objetivos para combatir el cambio climático, como lograr un 20% de la energía procedente de fuentes renovables para 2020.


El costo requerido para alcanzar estos objetivos es de £4.700 millones al año, y con los defensores del Brexit que tienden a ser escépticos sobre el cambio climático, el desmonte de esta directiva podría ser visto como una forma útil de ahorrar dinero.


8-Directiva de los conductores diabéticos

No existe una prohibición general para los automovilistas diabéticos, pero una directiva de la UE establece que los diabéticos que necesitan tratamiento insulínico regular sólo deben recibir permisos de conducir en circunstancias muy excepcionales.


Después del Brexit, corresponderá al Parlamento legislar sobre la seguridad vial.


9-Reglas de agua limpia

La UE tiene normas estrictas sobre cómo debe ser el agua potable y el agua de baño.


A los miembros de la UE se les niega el derecho a beber agua sucia o nadar en el mar contaminado por aguas residuales.

Esto probablemente no era el derecho que los activistas del Brexit trataron de "recuperar en el control" por lo que es poco probable que sea desechado.


10-Régimen de Bananos

La Comisión Europea estableció un "régimen de importación de bananos" que establecía lo que constituye un plátano de calidad estándar.



Los plátanos deformados no estaban prohibidos bajo la regla, pero fueron categorizados como sub-estándar.

Bueno, al menos podemos recuperar el control sobre lo que hace que un plátano sea o no sea estéticamente agradable.