22 °C
América Latina

Más de 270 fallecidos por avalancha en Colombia

|


#TodosConMocoa

La noche del 31 de marzo al 1° de abril de 2017 quedará grabada en nuestra memoria colectiva como una noche trágica y dolorosa.


La lluvia cayó sobre Mocoa con una intensidad y una fuerza sin precedentes y devastadoras. Llovió en 2 horas lo que llueve en un mes en Bogotá.


El aguacero generó una crecida de 3 ríos y dos quebradas que precipitó una avalancha de barro, piedras, troncos que arrasaron con barrios enteros, destruyó puentes, carreteras, el acueducto, la subestación eléctrica de Mocoa”, con estas palabras el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, describió la emergencia que se desató en Mocoa, Putumayo y que mantiene al país de luto.


La tragedia cobró la vida de más de 273 personas, entre ellas 43 niños, hasta ahora se cuentan cerca de 262 heridos y un número creciente personas reportadas como desaparecidas.


Todos los gastos funerarios correrán por cuenta del gobierno. Y a cada familia se le entregará una ayuda, a través del Fosyga de 18 millones y medio de pesos, explicaron fuentes del Gobierno.


“Las cifras son, desgraciadamente, todavía preliminares, anunció el Presidente Santos.Familias enteras lo perdieron todo. Sus enseres, su ropa, sus casas y sus objetos más preciados fueron destruidos por la avalancha.Los mocoanos, los putumayenses, los colombianos todos, estamos de luto. Compungidos y entristecidos ante la dimensión de la tragedia”, agregó el mandatario durante su alocución.


Se están organizando los albergues para brindar un lugar donde dormir, comida y atención a más de medio millar de personas que perdieron sus casas.


Simultáneamente, a la atención a las personas en situación de emergencia, era necesario reactivar los servicios públicos esenciales y abrir las vías de comunicación para permitir la llegada de ayuda humanitaria.


Frente a la calamidad, el Gobierno declaró la emergencia económica, social y ecológica, una decisión que permite acelerar los planes de atención a los damnificados.


Pese a la situación, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres de Colombia destacó que la situación avanza de manera favorable, “las ayudas humanitarias continúan entregándose en los albergues, en donde ya se encuentran atendidas más de 2.200 personas. Alimentos, elementos de aseo, kits de cocina, frazadas y colchonetas han sido las ayudas que se han entregado y a su vez se ha venido realizando el Registro Único de Damnificados con lo cual se irán desarrollando las líneas de subsidios de arriendo, reparación y construcción de viviendas, entre otras”.


“Las personas ya se están acercando a los albergues para recibir las ayudas y eso nos sirve para hacer los registros de damnificados y aunque son fluctuantes se atienden, se les da el apoyo, y el damnificado como tal se coteja con el RUD. Así mismo se cuenta con el apoyo de la Fiscalía para identificar a los oportunistas que están buscando beneficios cuando no sufrieron daño alguno” señaló Carlos Iván Márquez Pérez, quien se encuentra liderando la operación de atención y respuesta.

Asimismo, la RUD señaló que “los servicios básicos de agua y energía se mantienen a través de plantas eléctricas de manera provisional y en 9 días con la subestación que se traslada al departamento se tendrá restablecimiento permanente. 

Los carrotanques siguen distribuyendo agua potable y a través de tanques de almacenamiento se mantiene el servicio, en donde se ha llegado ya a 1 millón de litros de agua entregados”, al cierre de esta edición.


Por el momento, el presidente Juan Manuel Santos explicó que “no hay peligro de otra avalancha en este momento”, la conclusión se dio luego de una inspección realizada por la Fuerza Aérea.



“No se identificó ningún represamiento”, dijo Santos tras una reunión con diferentes autoridades del Putumayo.


No obstante, el presidente afirmó que en los próximos días, podría venir una fuerte temporada de lluvias en abril, mayo y junio en todo el país que obliga a ser “efectivos en todas las políticas de prevención”.


Por lo pronto, el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, fue nombrado como el Gerente de la Reconstrucción. Desde el lugar de la tragedia, el ministro señaló que su trabajo estará enfocado en la coordinación y advirtió que el proceso de reconstrucción llevará dos o tres años, y que incluso el próximo gobierno tendrá que tomar decisiones. “Vamos a poner todo el empeño para hacer la mayor cantidad de cosas antes de que termine el Gobierno en agosto del año entrante. Pero esto no es una varita mágica que se pone sobre el río Mocoa y todo cambia (...) Vamos a ver la legislación extraordinaria de la emergencia económica, social y ecológica, para saber qué cosas adicionales nos puede traer por ejemplo en materia de contratación y trámites que sean más rápidos”, agregó. Y para las necesidades inmediatas, acciones inmediatas. 


Desde ya, el consejo de ministros aprobó el traslado de $40 mil millones del Fondo Interministerial a la Unidad de Riesgo para manejar prioridades en la atención de la emergencia.


Desde el exterior se pueden hacer donaciones

El Gobierno Nacional NO ha requerido por ningún medio, ni en alianza con entidades o particulares, donaciones en ESPECIE. Las donaciones para apoyar la emergencia en Mocoa son en dinero, a través de las cuentas bancarias de Bancolombia, Davivienda y BBVA.

Estos son los datos para hacer su aporte desde el exterior:

Nombre del Banco: CITIBANK N.A. NEW YORK

Banco beneficiario: Banco Davivienda

Código Swift: CAFECOBBXXX

Código ABA: 021000089

Número de cuenta del beneficiario Final: 021 666 888



“Mocoa necesita levantarse de este golpe. Y lo va a lograr. Los colombianos todos vamos a ayudar”.