12 °C
Reino Unido

Activación del Brexit ya es un hecho

|


Por Arelys Goncalves

A poco más de nueve meses del histórico referendo del 23 de junio, el Reino Unido da su paso definitivo para atender la voluntad popular e iniciar el proceso formal para abandonar el bloque europeo. Lo hizo, tal como lo establece la ley, a través de la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa en el que se establecen las regulaciones para salir de la UE. 


Este 29 de marzo, la primera ministra, Theresa May, leyó finalmente la notificación oficial desde la Cámara de los Comunes, en un acto que marca el inicio de la salida, una decisión que, tal como lo destacó May, no tiene retorno.


La primera ministra destacó en su intervención que se trata de una oportunidad para fortalecer y unificar la nación y garantizar seguridad y prosperidad a sus habitantes. Aseguró que durante las negociaciones representará a cada persona en el Reino Unido, incluyendo a los nacionales europeos. Dijo además que los ciudadanos de la UE estarán entre las prioridades a considerar en las primeras etapas del proceso. Antes de su lectura a la nación, el martes en horas de la tarde May realizó la firma del documento dirigido al Consejo Europeo bajo una fuerte incertidumbre sobre los resultados de las negociaciones.


¿Qué viene ahora?

Luego de recibir la notificación oficial, tras la presentación realizada por May desde el Poder Legislativo, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció que antes de este viernes entregará a los miembros de la UE, a excepción del Reino Unido, el borrador para las negociaciones. La semana pasada, luego de que se definiera la fecha para activar el Tratado de Lisboa, Tusk informó que el próximo 29 de abril los 27 miembros restantes se reunirán en una sesión extraordinaria para discutir los lineamientos que regirán las negociaciones.


Con la proximidad de las elecciones generales en Francia, el 7 de mayo, y en Alemania, el 24 de septiembre, algunos líderes consideran que será poco lo que pueda adelantarse antes de octubre. En todo caso, según lo establecido en el cronograma, a principios de junio se realizaría el primer encuentro “face-to-face” entre el Reino Unido y la Unión Europea para tratar las condiciones del proceso.



Reino Unido, el primero en activar el artículo 50

El Reino Unido se convierte en el primer país de la Unión en invocar este artículo desde la firma del tratado en diciembre del 2007. A partir de este momento, se inicia un periodo de dos años de negociaciones para establecer los términos en los que quedará el país saliente con respecto a los tratados, leyes y convenios instituidos dentro de la UE, en acuerdo con el resto de los 27 miembros.


La posibilidad de no acuerdo durante las negociaciones no está descartada pero el país deberá estar fuera del bloque antes del 29 de marzo del 2019 con o sin él. En varias ocasiones, la primera ministra británica, Theresa May, ha advertido que está preparada para dejar la mesa de negociaciones si no logra obtener un acuerdo favorable.


Incierto estatus para los europeos

Hasta ahora no se ha producido una declaración oficial que permita traer la tranquilidad a los más de 3 millones de europeos en el Reino Unido. May ha insistido en que le gustaría garantizar sus derechos pero siempre y cuando se protejan los de sus nacionales en los países del bloque. Todavía se desconoce qué sucederá con el libre movimiento migratorio tras la activación del Brexit. El Gobierno de May no ha dado ninguna fecha límite para poner punto final a esa concesión a los ciudadanos europeos, sin embargo, ha dicho que cumplirá con sus obligaciones como miembro de la UE hasta que abandone por completo el bloque. Esa declaración podría verse como un guiño a los ciudadanos de nacionalidad europea en el país, con la intención de que sea una decisión con carácter recíproco por parte de los otros países.



Entretanto, el pasado 25 de marzo, miles de manifestantes se reunieron en los alrededores del Parlamento en la marcha "Unidos por Europa", una concentración que coincidió con la celebración de los sesenta años del Tratado de Roma en el que se establecía la fundación de la UE. Desde Parliament Square, varios líderes se dirigieron a la multitud para expresar su preocupación por el proceso que se avecina.


Escocia vota por un segundo referendo

Los anuncios de la activación del Brexit han estado acompañados por las amenazas de Escocia de convocar a un nuevo referendo de independencia que podría realizarse entre octubre del 2018 y marzo del 2019. Este martes 28 de marzo, el Parlamento escocés respaldó la petición de la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, con 69 votos a favor y 59 en contra. Sturgeon ha insistido en realizar una nueva consulta en vista de que no ha tenido una respuesta favorable por parte del Gobierno británico ante su solicitud de recibir un tratamiento especial durante el Brexit. En el referendo del 23 de junio los escoceses respaldaron de manera masiva la permanencia en la UE. Ahora resta la aprobación del Parlamento británico para que se pueda llevar a cabo esta consulta que desde ya no cuenta con el visto bueno de May quien ha insistido en que "ahora no es el momento" para realizarlo.