7 °C
Especiales

Cambio al horario de verano británico: bueno para las alondras, malo para las aves nocturnas

|


Colin Gordon

www.colindgordon.co.uk

¿Sabe quién inventó el proverbio "Temprano a la cama y temprano a levantarse hace a una persona sana, rica y sabia"? Fue Benjamin Franklin, uno de los "Padres Fundadores" de los Estados Unidos. ¿Está de acuerdo con él? John Ciardi, un poeta norteamericano del siglo XX, no estaba convencido. Observó que tiende a ser los obreros mal pagados y no calificados que tienen que despertarse al amanecer para ir a trabajar, mientras que los empleados profesionales normalmente deben comenzar a las 9 de la mañana y así disfrutar más tiempo en la cama - a menos que su residencia sea lejos de su trabajo.


En Londres, con certeza algunos de los pasajeros que toman los autobuses y el metro desde el centro de la ciudad durante la "hora punta" de la mañana, acaban de preparar las oficinas para el personal que llegará a ocuparlas. Esta impresión se ve reforzada por los sitios web de trabajo tales como "jobrapido" y "total jobs" buscando "operativos de limpieza" disponibles entre las 5.15 am y las 7.15 am, de 5.30 am a 8.00 am o, en el caso de un puesto vacante anunciado en "JobisJob.uk" – “Limpieza de lunes a domingo, para hacer después de la 1 am, pero antes de las 6 am: £8 por hora".


Las suposiciones de Franklin sobre los aparentes beneficios de ser un madrugador han sido discutidas por recientes investigaciones sobre las variaciones en los hábitos de sueño. Un sondeo realizado por la Universidad de Aachen en Alemania concluyó que sólo el 10% de los encuestados podrían ser clasificados como "personas de la mañana". El "doctor del sueño" Michael J Breus ha notado en el Huffington Post que "algunos estudios han indicado que las personas que se mantienen despiertas hasta tarde son más productivas que los madrugadores y tienen más fortaleza durante todo el día". Igualmente, que los "noctámbulos" demuestran mayores capacidades analíticas y logran más éxito financiero y profesional que sus homólogos que se van temprano a dormir.


La periodista de Daily Mail, Fiona Macrae, ha expresado una opinión similar, citando un estudio elaborado por la Universidad de Lieja en Bélgica manifestando que los individuos que prefieren acostarse tarde pueden ser a menudo más inteligentes que las “alondras”, con mentes más rápidas y ganando salarios más altos". Este análisis recalca también el hecho de que los noctámbulos famosos incluyen figuras históricas como el primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial, Sir Winston Churchill (“que regularmente se acostaba a las 4pm "), el cantante de rock Elvis Presley, el novelista francés, Marcel Proust, el teórico evolutivo inglés, Charles Darwin, además de celebridades actuales como el ex presidente Barack Obama y el cantante-vocalista Keith Richards de los Rolling Stones.


De hecho, se cree (según Macrae) que la división en alondras y búhos "tiene sus raíces en la evolución, con madrugadores en la Edad de Piedra tomando la iniciativa de recolectar comida, mientras que los “búhos” se ponían de guardia por la noche". Los resultados de todas estas encuestas, ha señalado Macrae, serán bienvenidos por "cualquiera que esté harto de ser criticado como perezoso porque ama levantarse tarde".


Sin embargo, como ha destacado John Boitnott, colaborador de la revista "Business Insider", hay al menos cuatro claras ventajas de llegar a la oficina antes que sus colegas: Usted evitará el tráfico embotellado si está conduciendo o de ser aplastado si está usando el transporte público; La mayoría de las oficinas son relativamente tranquilas hasta las 9 am, así que puede progresar con sus proyectos antes de que los demás lleguen. Si es un empleado, impresionará a su jefe como "buen trabajador dedicado a sus tareas"; Estará mejor preparado para las reuniones de oficina porque habrá tenido suficiente tiempo a elaborar su lista de temas para la discusión.


A partir del próximo domingo 26 de marzo, cuando los relojes avancen de 1 am a 2 am, todos nosotros, ya sean alondras o lechuzas, tendremos que levantarnos una hora antes - hasta el 29 de octubre, cuando los relojes regresaran al tiempo medio de Greenwich (GMT). Una encuesta gestionada por YouGov ha revelado que, a pesar de que los jóvenes generalmente aprueban este sistema, los mayores de 60 años quisieran que la práctica de cambiar los relojes dos veces al año fuera abandonada. Una previa encuesta de YouGov indicó que el 53% de los participantes apoyaron avanzar los relojes de Gran Bretaña permanentemente por dos horas de modo que serían el mismo que en Europa continental. Debido a Brexit, es ahora poco probable que suceda.


El sitio "iWonder" de la BBC ha preguntado si el cambio de los relojes se ha convertido en una completa pérdida de tiempo. La idea fue introducida inicialmente en 1916 durante la Primera Guerra Mundial, "para evitar una hora menos de iluminación artificial en las fábricas, y así ahorrar los costos de combustible". Hoy en día, sin embargo, "no hay argumentos claros a favor o en contra del horario de verano (DST) como economizador de energía.


El comentarista de Bloomberg, Ben Silverman, el 10 de marzo descartó el DST como "estúpido, peligroso y costoso". El sufrimiento causado por este cambio primaveral, argumentó, desarregla los horarios de sueño y puede resultar en más accidentes automovilísticos". La Campaña por el Tiempo Real, es igualmente totalmente opuesta al DST, sobre la base de que el Gobierno está obligando a la gente, sin justificación, para que cambia sus horarios y se levante más temprano”.


El diputado conservador Ian Duncan Smith, ex Ministro de Trabajo y Pensiones, ha dicho al Daily Mail que el Partido Laborista odia a las personas que se levantan temprano por el bien de su negocio, toman riesgos, ganan dinero y crean puestos de trabajo".


Mientras tanto, en la mañana del lunes 27 de marzo debemos aseguramos de no llegar tarde a la oficina, una clase universitaria o una cita importante.