8 °C
Especiales

Organizaciones latinoamericanas unidas por los derechos de la mujer

|


Arelys Goncalves

Organizaciones latinoamericanas, destinadas a brindar apoyo a mujeres y a familias de menos recursos participaron este sábado 11 de marzo en la marcha Million Women Rise, una protesta por la defensa de los derechos de las mujeres realizada en el centro de Londres. LAWRS, IRMO y Bright Beginnings fueron algunas de las agrupaciones que formaron parte de la manifestación realizada con motivo del día Internacional de la mujer.


El grupo "Sin Fronteras, iniciativa que surgió en el seno del Servicio por los derechos de la mujer latinoamericana (LAWRS), fue uno de los participantes en la protesta que partió de Oxford Street. Illary Valenzuela, coordinadora del proyecto estuvo en la manifestación, junto a sus compañeras, como un rechazo a la ola antiinmigrantes que se ha desatado en varias partes del mundo y por la defensa de los derechos de las mujeres.


Valenzuela, de origen peruano y chileno, manifestó que es importante estar presente en estas concentraciones para condenar las injusticias que están ocurriendo. "Hay que alzar la voz", resaltó. A su juicio, es fundamental empoderar a la juventud en defensa de sus derechos. "Nosotras aprendemos cómo funciona la solidaridad, no solamente para venir a la marcha sino para hacer cambios personales y poder ir en contra de los roles impuestos y generar un pensamiento crítico", dijo.



"Todas somos víctimas en algún punto de violencia de género"

La argentina Lucila Granada, mánager de operaciones y desarrollo de LAWRS, deploró la violencia contra la mujer y lamentó "la cantidad de muertes que hay cada semana en todo el mundo y las aberraciones que sufren, a las que nuestra comunidad no es ajena", afirmó. Explicó que la organización es una de las que trabaja en el Reino Unido con víctimas de violencia doméstica y de otros tipos. "Todas somos víctimas en algún punto de violencia de género, incluyendo en términos de pago, posibilidades de ascenso, oportunidades de acceder a la educación, etcétera", enumeró Granada.



Explicó que lamentablemente en muchas partes del mundo las mujeres no tienen protección, pero destacó que la situación es relativamente mejor en Inglaterra. "Las mujeres tienen que saber que en este país hay leyes que las protegen y organizaciones que trabajan para ayudar y, aun aquellas que tengan dudas por razones del estatus migratorio, hay vías para solucionarlo. Todas las mujeres tienen que vivir en situación segura, con tranquilidad y poder desarrollarse", resaltó.


Los golpes no son muestras de amor

La brasilera Andreia fue una de las tantas latinoamericanas que acompañó la marcha con su pancarta contra de la violencia. Su mensaje fue insistir en que los abusos y agresiones que sufren millones de mujeres en el mundo no tienen que ver con amor y hay que romper con ese mito. Como usuaria de LAWRS, quiso compartir con Express News su tragedia como víctima de violencia doméstica y, al mismo tiempo, destacar lo positivo que ha resultado contar con el apoyo de especialistas.


Insiste que uno de los primeros pasos es valorizarse y confiar en que son capaces. "Cuando sientan que alguien las maltrata o abusa de ustedes, tienen que encarar la realidad y buscar ayuda", aconsejó.


La educación es poder

La colombiana Liliana Díaz, de Bright Beginnings, resaltó la importancia de la protesta y también de empoderar a las mujeres frente a las dificultades. "La educación es poder y muchas de estas mujeres las estamos empoderando a través del idioma y de información para que sepan cómo funciona el sistema en cuanto a los derechos laborales, al servicio médico, sobre sus citas durante el embarazo y post parto y sobre depresión post parto", detalló Díaz.


"Muchas de ellas están solas, han sido dejadas por sus parejas y son muy jóvenes", dijo Díaz, por lo que uno de sus grandes enfoques es integrarlas a través del idioma y el apoyo emocional.



Mientras más unidas, más fuerte será el cambio

La vocera de la Indoamerican Refugee and Migrant Organization (Irmo), la española Irene Pérez, manifestó a Express News que asistir a la marcha es una manera de unirse a la lucha de las mujeres en todo el mundo. "Queremos visualizar a la comunidad latina en Londres al igual que al resto de las mujeres migrantes, porque todas contribuyen al desarrollo de las sociedades y necesitamos alzar la voz por todas las personas que no pueden estar aquí", dijo Pérez.


Irmo es una organización mixta y muchos de sus proyectos están orientados a la inclusión de toda la comunidad. Sin embargo, su equipo presta un importante apoyo a las mujeres de habla hispana. Con el proyecto "Círculo de mujeres latinoamericanas", realizan actividades más concentradas en este grupo. "Aquí damos mucho más apoyo individualizado a las mujeres en temas de empleo, educación o necesidades en general", explicó.


Para Irene Pérez, hay que mostrarle a las mujeres que no están solas y que hay vías para vencer los problemas. "Mientras más unidas estemos, mucho más fuerte será el movimiento de cambio", concluyó.