8 °C
Londres

Venta de £2 billones de propiedades en Haringey "expulsará a las familias y destruirá a la comunidad"

|


Por Ulysses Maldonado

La propuesta de £2 billones moverá enormes cantidades de propiedad pública, incluyendo casas, escuelas, locales comerciales y bibliotecas.


El Concejo de Haringey cree que es la mejor manera de regenerar las viviendas y construir 5.000 nuevas. Pero los lugareños temen que se les pague el precio porque la compensación por sus casas no será suficiente para comprar las nuevas viviendas.


Los críticos también dicen que la regeneración aumentará los alquileres y destruirá a la comunidad.


Moriam Islam, de 53, que ha vivido en Northumberland Park durante 30 años, dijo: "Estamos muy preocupados. He decidido vivir aquí hasta que me muera, pero parece que alguien me está obligando a abandonar todo y quedarme sin hogar y desempleada”.


Ella y su esposo Sirajal poseen su dúplex de dos dormitorios y ambos trabajan en las escuelas de la zona. Ella dijo: "Los precios de la vivienda están subiendo y debido a nuestras edades no podríamos conseguir otra hipoteca".


Cerca de 100 residentes sostuvieron una protesta fuera de las oficinas del Concejo de Haringey sobre la decisión de nombrar a la firma australiana Lendlease como el postor preferido para tomar el control conjunto de los activos públicos. La autoridad dirigida por los laboristas mantendría una participación del 50 por ciento e insistiría en que permanecerán "conduciendo el proyecto" y reinvertirán su parte de beneficios en la localidad.


Claire Kober, líder del concejo, dijo: "El crecimiento está en el corazón de nuestras ambiciones para Haringey. Sólo mediante la creación de los nuevos planes de vivienda y puestos de trabajo que la población local necesita podemos realmente abordar la desigualdad y crear mayores oportunidades”.


El acuerdo de 20 años implicará inicialmente la transferencia de la casa de cuidados de Cranwood en Muswell Hill, el centro cívico del concejo, las oficinas de Station Road y las bibliotecas en Wood Green y Northumberland Park.


El gabinete del Concejo de Haringey ya aprobó los planes, pero el comité de escrutinio del concejo se reunió y decidió justo enviar la decisión de nuevo al gabinete para su posterior examen. Pidió que el 50 por ciento de las nuevas viviendas fueran "asequibles" y deseaba que el efecto sobre los residentes fuera investigado más a fondo.


Phil Jackson, uno de los locales que protestó, dijo: "La gente de Haringey merece ser tratada con respeto".